Abrimos las puertas de nuevo

No se puede calificar de otra forma que de locura todo lo que nos está ocurriendo con La pantalla invisible en los últimos días. Llevábamos mucho tiempo planeando contratar un hosting para, principalmente, tener acceso a nuevos diseños y mejorar el look de la página que, desde nuestro punto de vista, necesitaba un lavado urgente. Así, de cara al festival de San Sebastián al que íbamos a acudir en septiembre, decidimos tirarnos a la piscina y ponernos manos a la obra con el asunto. Y claro, nos la prometíamos muy felices… hasta que nos dimos de lleno con la realidad, que no es otra que la de esperar larguísimos días con tal de que la web se trasladara de un terreno a otro y poder, como deseamos, seguir escribiendo y escribiendo.

Y aquí estamos, amigas y amigos, con un nuevo diseño para La pantalla invisible. Si estáis leyendo estas páginas a mediados de septiembre, mientras estamos realizando nuestra cobertura de San Sebastián, no os asustéis: no estáis contemplando la versión definitiva del asunto, ni mucho menos. Es más, puede que de momento solo tengáis acceso a los artículos de la cobertura y no a todos los demás. Estamos esperando, cuando termine todo el lío que tenemos en el norte, para actualizar la página y empezar a mejorarla como es debido, con añadidos que la hagan más apacible en la navegación y a la vista. Nos hemos decidido centrar en la cobertura, claro, aunque ello suponga estrenar la nueva LPI a medio cocinar; todo sea por no dejar que los platos se queden fríos.

Hablando de la cobertura de San Sebastián, este es nuestro plan: escribiremos, como ya hicimos el año pasado, entradas diarias en las que hablaremos de las películas que hemos visto esa jornada, y además en esta ocasión añadimos una novedad por la que estamos muy ilusionados, que es nada más y nada menos que un podcast. Un mini-podcast, mejor dicho, y también diario, que servirá de complemento (auditivo) a la cobertura escrita. Un experimento que tenemos ganas de hacer, ya solo sea por añadir una nueva emoción a esta aventura.

Por lo demás, y reiterando nuestras disculpas, os pedimos paciencia. La web irá mejorando poco a poco, recuperando (más pronto que tarde) la vida anterior y, sobre todo, encontrando nuevas vías en las que seguro mejoraremos el conjunto. Estamos felices de este nuevo rumbo, prometemos nuevas secciones, ideas frescas y mejoras en los textos. Por ahora, mientras hacemos malabares con un hosting que nos saca la lengua de vez en cuando, intentaremos contaros nuestras impresiones desde San Sebastián con la máxima dedicación que nuestros sentidos nos permitan.

Un saludo y gracias por estar ahí.

Comentarios