Lo que ha dejado Sundance 2017

Otro año que pasa y otra temporada cinéfila que está llegando a su fin. De alguna forma se podría hablar de una especie de ciclo cinéfilo que se repite año tras año y que, blockbusters aparte, marca la presentación en sociedad de las que van a ser las películas del año y cómo éstas acaban siendo premiadas. Bajo mi punto de vista, este circulo empieza cada año en Park City, donde se celebra el Festival de Sundance, ya que cada año son más las propuestas interesantes que salen del certamen y acaban llegando al final del camino, el Dolby Theatre de Los Angeles, compitiendo por una estatuilla dorada. Teniendo esto en cuenta y como a un servidor le encanta el cine independiente americano, bajo esta introducción encontraréis, como ya hiciera el año pasado, un repaso de los principales proyectos que se han enseñado en la presente edición de Sundance, en el que os contaré sus premisas y una pequeña pincelada de lo que se ha dicho de ellos.

i-dont-feel-at-home-in-this-world-anymore-1

Ya no me siento a gusto en este mundo

Director: Macon Blair

Ha sido la gran triunfadora del festival, llevándose el premio del jurado a la mejor película. El amigo de la infancia del cineasta indie Jeremy Saulnier hace su debut en la gran pantalla con su propio Un día de furia (Falling Down, 1993). Y es que en Ya no me siento a gusto en este mundo (I Don’t Feel at Home in This World Anymore, 2017) vemos cómo una tímida auxiliar de enfermería (Melanie Lynskey), cansada de la pérdida de decencia de la humanidad, buscará junto a su solitario vecino (Elijah Wood) a los desalmados que han entrado a robar en su casa con tal de vengarse. Una sátira hiperviolenta muy acorde con los tiempos que vivimos y que, según dicen, bebe del cine del propio Saulnier, algo muy positivo. Por suerte llegará muy pronto a través de Netflix, concretamente el día 24 de febrero.

qp2d8fkwxo138mcyor6yqcwml52

Call Me by Your Name

Director: Luca Guadagnino

Menos mal que la nueva película del italiano Luca Guadagnino no competía, porque teniendo en cuenta la recepción seguro que arrasaba. Basada en la novela homónima, el cineasta no se aleja de su Italia natal y nos cuenta la apasionada historia de amor entre un joven estudiante (Arnie Hammer) y el hijo adolescente (Timothee Chalamet) del profesor para el que trabaja. La han descrito como una La vida de Adèle (La vie d’Adèle – Chapitre 1 et 2, 2013) pero en masculino, que es de esas películas que te hacen sentir vivo y se ha destacado muchísimo la interpretacion del joven Chalamet. Por mi parte, espero que sea mejor que la aceptable Cegados por el sol (A Bigger Splash, 2015).

wind-river-still-4_30559155864_o-e1485206451630

Wind River

Director: Taylor Sheridan

Al no conseguir despegar como actor, a los cuarenta años Taylor Sheridan decidió darle un giro a su vida y dedicarse a escribir guiones hasta convertirse, con tan solo dos trabajos —y una nominación al Oscar—, en uno de los guionistas más importantes de la actualidad. Para su tercer trabajo ha decidido, además, ponerse detrás de las cámaras para empezar su carrera como director. La historia de Wind River (íd., 2017), sobre una agente del FBI (Elizabeth Olsen) y un cazador (Jeremy Renner) que investigan un asesinato en una reservación india, es a priori más sencilla que la de Sicario (íd., 2015) o Comanchería (Hell or High Water, 2016), pero los elementos típicos de sus guiones siguen ahí según dicen los que ya la han visto. Algo peor se habla de sus habilidades como director, pero siendo su ópera prima hay que aceptarlo.

A Ghost Story

Director: David Lowery

La historia de un fantasma y la casa encantada donde se encuentra. Esa sencilla sinopsis es la que nos han dado sobre A Ghost Story (íd, 2017) y es la que sirve para reunir a Lowery con Casey Affleck y Rooney Mara después de En un lugar sin ley (Ain’t Them Bodies Saints, 2013), que ya pasó por este mismo festival hace cuatro años. De ella se dice que es de las obras más originales, especiales, valientes y bellas que se han hecho estos últimos años. Y también se dice algo de una tarta como lo mejor de Sundance, pero mejor descubrir eso y todo lo que se esconde bajo la sábana del fantasma cuando podamos verla.

148284084858625b108cd5a

The Big Sick

Director: Michael Showalter

La última producción de Judd Apatow tenía el honor de ser la película por la que más se había pagado para obtener sus derechos durante esta edición del festival —12 millones de dólares ha desembolsado Amazon— hasta que llegó la peli de la que os hablaré justo a continuación. La premisa no es nada espectacular, ya que solo tenemos una pareja formada por Zoe Kazan y Kumail Nanjiani, quienes deben tratar con sus diferencias culturales a medida que transcurre su relación. Sin embargo, de ella se dice que llega para ser la salvación de las comedias románticas y muchos hay que mencionan la alta cantidad de gags hilarantes que pueblan sus casi dos horas de metraje.

mudbound2

Mudbound

Director: Dee Rees

En los tiempos que corren, las historias que tratan el odio o la discriminación a personas por su raza son más que oportunas. El año pasado ya se demostró con el triunfo de El nacimiento de una nación (The Birth of a Nation, 2016) en este festival y los presentes Oscars son bastante más diversos que la pasada edición. Acumulando el mayor buzz de cara a la estatuilla del año que viene nos encontramos con Mudbound (íd., 2016), filme que muestra el conflicto racial entre dos familias (con Garrett Hedlund, Carey Mulligan, Mary J. Bilge y Jonathan Banks entre otros) del sur de Norteamérica en tiempos de posguerra tras la WWII. Si consigue llegar a la carrera dentro de diez meses, será interesante ver si Dee Rees rompe las barreras de género y raza y logra la primera nominación para una directora de color. Y sí, es la película por la que más se ha pagado este año: $12.5M se ha gastado Netflix en sus derechos, lo que nos asegura que llegará pronto a nuestras pantallas.

Cate Blanchett appears in Manifesto by Julian Rosefeldt, an official selection of the Premieres program at the 2017 Sundance Film Festival. © 2016 Sundance Institute | photo by Barbara Schmidt.

Manifesto

Director: Julian Rosefeldt

Posiblemente sea la segunda película más indescriptible de entre las presentadas en Sundance este año. Aunque no sé yo si deberíamos catalogar a esto como largometraje, como videoensayo o vete tú a saber cómo. El caso es que en Manifesto (íd., 2015) nos encontramos con una especie de collage de manifiestos artísticos que componen un manifiesto totalmente nuevo, cuestionando así el papel del artista en la sociedad actual y defendiendo que ninguna obra de arte es original. Este proyecto artístico pasaría desapercibido a ojos de muchos si no fuese porque en pantalla tenemos en todo momento a nuestra querida Cate Blanchett caracterizada de las más variopintas maneras y dando voz a los pasajes que construyen el mensaje que quiere transmitir Rosefeldt.

the_discovery_jason_segel_1-0

  • The Discovery (Dir.: Charlie McDowell): La segunda película de Rooney Mara en esta edición del festival y la segunda película en la carrera de McDowell, que ya sorprendió con la ciencia ficción matrimonial de The One I Love (íd., 2013). Para su nuevo proyecto no abandona el género y nos introduce en la relación de una pareja (Mara y Jason Segel) después de que se haya demostrado científicamente que existe algo después de la muerte. Nos llegará también vía Netflix pero un poco más tarde, el 31 de marzo.
  • Marjorie Prime (Dir. Michael Almereyda): Seguimos con la ciencia ficción indie, pero esta vez nos encontramos con la creación de hologramas, lo que permite que una anciana (Lois Smith) se reúna con una versión joven (Jon Hamm) de su difunto esposo en una película que sirve como meditación sobre la muerte y la memoria.
  • Columbus (Dir.: Kogonada): El artista audiovisual japonés se estrena en la gran pantalla con un filme sobre el encuentro y las conversaciones entre un hombre (John Cho) y una joven (Haley Lu Richardson) en Columbus, Indiana. De ella se destaca especialmente la belleza con la que está rodada y los temas que se tratan en los diálogos.

Olivia Cooke and Anya Taylor-Joy appear in Thoroughbred by Cory Finley, an official selection of the NEXT program at the 2017 Sundance Film Festival. Courtesy of Sundance Institute | photo by Claire Folger.

  • Thoroughbred (Dir.: Cory Finley): Dos ricas amigas de la infancia (Anya Taylor-Joy y Olivia Cooke) se reencuentran años más tarde, pero ninguna de ellas es lo que parece, algo que un asesinato podría solucionar. Esta parece que es de esas cuyo estilo está por encima de la sustancia, pero según he podido leer también destaca en cuanto a la acidez de la comedia negra, así que estaré atento a ella.
  • Beach Rats (Dir. Eliza Hittman): Hittman es la ganadora al premio a la mejor dirección y en su segundo largo nos adentra en la búsqueda de la propia identidad de un adolescente (Harris Dickinson) que conoce a hombres por internet mientras empieza una relación con una chica que acaba de conocer. Un coming-of-age que ha convencido bastante como estudio de personajes y en su forma de retratar este convulso periodo vital.
  • Person to Person (Dir.: Dusti Guy Defa): Historias cruzadas + Nueva York + un solo día + Michael Cera entre muchos otros. Este tipo de películas suelen gustarme bastante, así que tengo bastantes ganas. Además se dice que tiene personajes sacados de una de Wes Anderson y que pese a ser contemporánea parece rodada en los años setenta.

Elizabeth Olsen and Aubrey Plaza appear in Ingrid Goes West by Matt Spicer, an official selection of the U.S. Dramatic Competition at the 2017 Sundance Film Festival. Courtesy of Sundance Institute.

  • Ingrid Goes West (Dir.: Matt Spicer): Ingrid (Aubrey Plaza) adora tanto a Taylor Sloane (Elizabeth Olsen), una “influencer” en las redes sociales, que es capaz de mudarse para intentar hacerse su amiga. Una premisa impensable hace unos años que sirve para darnos una comedia negra sobre la obsesión y las redes sociales que se ha llevado el premio al mejor guión.
  • Band Aid (Dir.: Zoe Lister-Jones): Una pareja (la propia Lister-Jones y Adam Pally) intenta solventar sus problemas matrimoniales montando una banda para transformar sus discusiones en canciones. Análisis matrimonial en clave de dramedia made in Sundance pero con un punto de partida atractivo como para echarle un ojo.
  • Landline (Dir.: Gillian Robespierre): El segundo filme de la directora de Obvious Child (íd., 2014) gira alrededor de una familia de Manhattan en los 90 y el terremoto que supone para la hija menor (Abby Queen) descubrir que su padre tiene una amante. También en el reparto encontramos a Edie Falco y Jenny Slate. De ella se dice que la directora perfecciona la mezcla de drama y comedia para brindar una gran película llena de realismo y encanto.

brigsby-bear-sundance-2017-review

  • Brigsby Bear (Dir.: Dave McCary): Desde The Lonely Island nos llega la historia de un joven (Kyle Mooney) que decide darle el final que se merece a una serie infantil que ha sido cancelada. Una propuesta que también cuenta con nombres importantes como los de Claire Danes, Andy Samberg o Mark Hamill y que se ha ganado la fama de comedia excéntrica pero tierna.
  • Patti Cake$ (Dir.: Geremy Jasper): Basada en las experiencias del propio director, en este filme seguimos a Patti Cake$ (Danielle Macdonald), el alter ego de Patricia Dombrowski y aspirante a rapera. Ha gustado bastante la energía con la que se cuenta esta historia de una perdedora que intenta hacerse un hueco en el mundo de la música.
  • Beatriz at Dinner (Dir.: Miguel Arteta): Salma Hayek interpreta a una humilde y pobre inmigrante que acaba como invitada en una comida llena de gente rica, dando lugar a una comedia centrada en la abismal brecha a múltiples niveles que existe entre ambos mundos. John Lithgow, Chloë Sevigny y Connie Britton completan el reparto en el lado rico.

  • Gook (Dir.: Justin Chon): Debut de Chon detrás de las cámaras con un filme sobre la amistad entre dos hermanos de familia coreana y una niña afroamericana con las protestas de raciales de Los Ángeles en 1992. Se ha comparado con las películas sobre barriadas negras de Spike Lee o John Singleton pero añadiendo también punto de vista asiático.
  • Berlin Syndrome (Dir.: Cate Shortland): El tenso relato de un encuentro casual en Berlín convertido en relación obsesiva entre una fotoperiodista australiana (Teresa Palmer) y un desconocido local (Max Riemelt). Shortland usa esta premisa como crítica al machismo y la falta de libertad de la mujer, algo que ha gustando bastante.
  • Crown Heights (Dir.: Matt Ruskin): Basada en hechos reales, en este filme veremos a Keith Stanfield dando vida a Colin Warner, quien en 1980 fue declarado culpable por un crimen que no cometió y cuyo mejor amigo Carl King (Nnamdi Asomugha) dedicó su vida a demostrar su inocencia. Brillante en el apartado interpretativo, no tanto en cuanto a dirección y guión, pero flamante ganadora del premio del público.

novitiate-sundance

  • Novitiate (Dir.: Margaret Betts): Para algunos es la confirmación de Margaret Qualley como una muy buena actriz, para otros un poco melodramática de más, pero para todos una película sobre una monja con crisis de fe durante la transición religiosa del Concilio Vaticano II mientras se enfrenta a su sexualidad.
  • The Incredible Jessica James (Dir.: Jim Strouse): Jessica Williams se luce interpretando a otra Jessica —James—, una aspirante a guionista que supera una ruptura reciente con la ayuda de un hombre divorciado (Chris O’Dowd). Otra comedia romántica indie de la que habrá que ver si tiene algo relativamente nuevo que aportar al género.
  • To the Bone (Dir.: Marti Noxon): La showrunner de UnREAL se pasa a la gran pantalla y obtiene muy buenos resultados con un drama en el que Lily Collins intepreta a una chica anoréxica que se pone en manos de un doctor poco ortodoxo (Keanu Reeves) para afrontar su condición y volver a disfrutar de la vida.

Kuso

  • Kuso (Dir.: Flying Lotus): Solo con ver el trailer queda claro que esta es de esas pelis que amas u odias según entres o no en su bizarro juego. Vulgar, asquerosa y repulsiva son algunos adjetivos utilizados para describirla, mientras otros destacan el subtexto que se encuentra detrás de todo esto. Desde aquí solo queda esperar que entre en algún maratón nocturno de Sitges 2017.
  • The Little Hours (Dir.: Jeff Baena): ¿Qué pasaría si mezclas monjas de la edad media con jóvenes cómicos en una película llena de tacos y obscenidades —insultos, no comida—? Pues que te sale esta marcianada protagonizada por Aubrey Plaza, Alison Brie, Dave Franco, John C. Reilly o Nick Offerman entre otros. Parece que es de esas cintas en las que si entras en el juego y te gusta este tipo de comedia grosera, disfrutas de lo lindo.
  • XX (Dir.: Jovanka Vuckovic, Annie Clark, Roxanne Benjamin & Karyn Kusama): Una antología de cortos de terror con el hilo común de que están protagonizados, escritos y dirigidos por mujeres —de ahí el XX del título—. Como siempre pasa en estos casos, no todos los cortos acaban saliendo bien y el conjunto es irregular, pero muchos coínciden en que el segmento “The Birthday Party” de Clark es el que más destaca.

17451-4-1100-1068x601

  • Tokyo Idols (Dir.: Kyoko Miyake): Este documental analiza el mundo de las idols japonesas a través de la relación entre una cantante y sus fans, explorando más allá de lo que se ve a simple vista y analizando la obsesión y sexualización del género femenino.
  • 78/52 (Dir.: Alexandre Philippe): La disección más minuciosa que se podrá hacer nunca a lo que hay detrás y a cómo se rodó la famosísima escena de la ducha que todos asociamos a Psicosis (Psycho, 1960). Perfecta para los fans de la peli, los fans de Alfred Hitchcock y los cinéfilos en general.
  • Dina (Dir.: Antonio Santini & Dan Sickles): Ha sido la ganadora en la sección de documentales y sigue la vida de la energética Dina Buno mientras empieza una relación con Scott Levin. Algo poco interesante si no fuese porque ambos se encuentran en el espectro del autismo y deberán superar innumerables obstáculos que existen entre ellos y con el mundo.

Wilson

  • Wilson (Dir.: Craig Johnson): Basada en la novela gráfica de Daniel Clowes, Woody Harrelson interpreta al personaje titular, un neurótico misántropo de mediana edad que intenta conectar con la hija que justo acaba de descubrir que tiene. Pese a que Harrelson está genial, algunos dicen que la película no sabe llevar bien las peculiaridades de su personaje, volviéndose algo reiterativa en las interacciones que tiene con el resto de humanos.
  • Before I Fall (Dir.: Ry Russo-Young): La enésima vuelta de tuerca a los bucles temporales con Zoey Deutch —uno de los crushes de quien escribe estas lineas— interpretando a una chica que vive una y otra vez el día que murió. Más allá de toque temporal no parece haber nada memorable en este drama adolescente. Una pena.
  • Burning Sands (Dir.: Gerard McMurray): Otra visión a las novatadas ritualizadas durante la iniciática “Hell Week” de las fraternidades universitarias, aunque esta vez centrándonos en un estudiante (Trevor Jackson) con la intención de chivarse a las autoridades. Para algunos es la “scary movie” de La cabra (Goat, 2016), pero saliendo en Netflix el mes que viene puede que esté bien para pasar el rato.

17654-1-1100-1068x601

  • Newness (Dir.: Drake Doremus): El director de la muy recomendable Como locos (Like Crazy, 2011) no ha tenido demasiada suerte con sus últimos proyectos y esta vez parece que no va a cambiar la cosa. Su última película tiene como protagonistas a Nicholas Hoult y Laia Costa, quienes interpretan a dos millennials obsesionados con las redes sociales que empiezan una relación.
  • Rebel in the Rye (Dir.: Danny Strong): Biopic del reclusivo escritor J.D. Salinger, interpretado por Nicholas Hoult, que ha dividido bastante al público de Park City pero del que destacan la dirección de Strong. Entre el reparto también encontramos a Zoey DeutchKevin Spacey, Sarah Paulson o Lucy Boynton, entre otros.
  • Sidney Hall (Dir.: Shawn Christensen): Este es otro de esos filmes que han dividido bastante al público por motivos diversos, como son la estructura no lineal o el desarrollo de personajes. De todos modos, aún tengo curiosidad por ver esta historia de un escritor (Logan Lerman) en varios momentos de su vida —18, 24 y 30 años—. Margaret Qualley, Elle Fanning, Michelle Monaghan y Kyle Chandler completan el reparto.

Comentarios