[Ciclo Cuarón] Sólo con tu pareja

Después del ciclo que le hemos dedicado al señor Steven Spielberg, que nos ha ocupado siete largos meses, queríamos poner encima de la mesa otro director con bastantes menos películas. Quizá para tomárnoslo con un poco más de calma, o quizá porque simplemente nos ha dado la gana. El caso es que Alfonso Cuarón ha sido el elegido para protagonizar el tercer ciclo de La Pantalla Invisible, y creemos (y esperamos) que la elección no ha(ya) sido del todo mala. Sin más dilación, entremos a comentar el primer largometraje realizado por este director mexicano, Sólo con tu pareja (íd., 1991).

Daniblacksmoke

Ya había ganas de empezar un nuevo ciclo. Nos hemos decidido por el mexicano Alfonso Cuarón, como ya sabréis. Cuarón comenzó a filmar desde bien joven, con unos doce años y su interés por el cine le acabó llevando a ingresar en 1983 en el CUEC (Centro Universitario de Estudios Cinematográficos) donde conoció a personas bastantes influyentes en su futuro como la que sería la madre de su hijo o al propio Emmanuel Lubezki. Cuarón dejaría el CUEC en su primer año al negarse la escuela a autorizarle comercializar un cortometraje que rodó en inglés. De esta época solo hemos podido ver un corto llamado Cuarteto para el fin del tiempo (íd., 1983), una historia intimista sobre la soledad y la depresión de un hombre que se pasa los días encerrado en casa divagando sobre la vida y tocando el clarinete.

Tras dejar los estudios, trabajó en varios sitios y de distintas cosas pero siempre relacionadas con el cine o el arte. De lo más destacable sería la serie de terror Hora Marcada en la que dirigió media docena de capítulos y donde conoció al que sería uno de sus grandes amigos dentro de la industria Guillermo del Toro, que también dirigía algunos capítulos de esta serie. Ya en los noventa, escribió junto con su hermano Carlos el guión de su primer largometraje: Sólo con tu pareja. Esta nueva película llegaba a tierra mexicanas con fuerza pues la comedia no era un género que se tratara mucho por aquel entonces en dicho país, lo que le valió un gran recibimiento por parte del público y la crítica. Este éxito se coronó con el Ariel a la mejor historia original así como tres nominaciones más.

Sólo con tu pareja es ante todo una loca comedia de enredo. Es una película fresca, con situaciones divertidas y con algunos personajes quizá demasiado pasados de rosca. La historia que nos cuenta no reinventa nada pero se disfruta por lo ocurrente que son las situaciones que nos plantea el guión. A todo esto le añadimos que tiene algo de sátira a temas como la promiscuidad, el sida o los suicidios. En mi caso me ha sorprendido esta comedia pues la esperaba de una calidad bastante más inferior.

No soy un experto en actores mexicanos así que no puedo hablar con mucha certeza pero me ha sorprendido la interpretación de Daniel Giménez Cacho haciendo de Tomás Tomás, el epicentro de esta obra. Y por cierto, un detalle que me parece más anecdótico que otra cosa es el hecho de que los personajes principales tengan nombres y apellidos comunes (Mateo Mateos, Teresa de Teresa, Silvia Silva o el ya citado protagonista) así como que Clarisa se apellide Negrete marca la diferencia con el resto de los personajes y recalca la importancia que tiene dentro de la historia.

Este filme no soló supone el debut en la dirección de Cuarón en un largometraje sino que es la primera de una longeva colaboración que sigue perdurando en el momento en el que escribo estas palabras con el excelente y querido director de fotografía Emmanuel Lubezki. Siendo también el primer largometraje en el que trabajaba “El Chivo, este dota a la película de una imagen bastante original y se le nota con ganas de innovar y demostrar lo que vale. De hecho en planos como en los que se sobrevuela la Torre Latinoamericana podemos ver los primeros destellos de grandeza de la dupla Cuarón/Lubezki. La tipografía de los créditos así como las citas que dividen la película en actos son bastante originales y le dan todo un sentido a la obra. La música dentro de la película no sorprende pero es una banda sonora que permanentemente recuerda a grandes piezas de la música clásica.

En definitiva, una obra más que disfrutable para pasar un buen rato. A los que le gusten las comedias de enredo les va a encantar, también puede que sea una comedia más adulta de lo que puede parecer. Aunque realmente todo esto es un envoltorio que envuelve el verdadero género de la película, que no deja de ser una comedia romántica. No quiero terminar sin hacer mención a lo original que me parece el título, si habéis visto la película y leéis entre lineas lo entenderéis. Así como su título internacional (Love in the Time of Hysteria) puede sonar a parodia de cierto libro de García Márquez. Un buen debut de Cuarón que ya con su primer largometraje despuntaba maneras, tanto es así que la película llamó la atención a ciertos productores de Hollywood lo cuales invitaron a nuestro citado director a trabajar en Estados Unidos y cuyo trabajos realizó allí iremos viendo a lo largo del ciclo. [7]

Daniel Escaners

No sé cuando decidimos que no estaría mal que Alfonso Cuarón protagonizara nuestro siguiente ciclo, pero el caso es que aquí estamos, empezando a hablar de su filmorafía. Hay que ir con cuidado a la hora de enfrentarte a la primera película de un director, y más cuando has visto sus últimos trabajos y sabes de su (para mí, indudable) calidad. No esperaba mucho de Sólo con tu pareja, quizá por ser una comedia de enredo o quizá por mi propia insistencia por alejar las expectativas en el momento de ver un debut.

En cualquier caso, y entrando en valoraciones después de ver la película, el resultado ha sido satisfactorio dentro del no muy fuerte entusiasmo que ha producido en mí. Sólo con tu pareja es una comedia centrada en las vivencias de un hombre que no sabe muy bien qué hacer con su vida y que no para de tener aventuras con mujeres que en realidad no tienen ninguna importancia para él. Así nos introducen a un torbellino bastante histérico de situaciones, algunas realmente ridículas, plagadas de un humor corporal y alguna que otra frase graciosa escrita por el hermano del director, Carlos Cuarón.

fk6x

En el Making Of que he tenido el placer de ver, en el que tanto Alfonso como su hermano, además del actor protagonista Daniel Giménez Cacho, hablaban de la película, se comentaba que habían querido parodiar la enfermedad del Sida, además de plasmar un México que se convirtiera en un personaje más dentro de la historia. Y sinceramente, no veo nada de ello. Sí, el Sida tiene un papel importante en la segunda mitad de la cinta, pero lo palpo más como un vehículo para alcanzar situaciones absurdas que como una crítica, o sátira, de ello. Y en absoluto concibo a ese México más que como un escenario en el que ocurren todos esos sucesos.

El guión aporta algunos diálogos destacables y el ritmo de la película, a pesar de que como he dicho antes en ocasiones se pasa de histérico, provoca que no te aburras durante la hora y media que dura la trama. Los actores están correctos, la fotografía de “El Chivo” está lejos de las cotas de grandeza que mostrará más adelante pero aun así funciona, y en general Sólo con tu pareja es una película correcta y muy digna. No me ha entusiasmado, pero como debut es interesante. [6]

Comentarios