[Ciclo Spielberg] Lincoln

Aunque muchos achaquen de falta de rigor histórico a la representación que Steven Spielberg hace en su película, declarando que en realidad el presidente Abraham Lincoln era cazador de vampiros, no nos queda otra que hablar de lo que este director plasmó en la pantalla. Hasta los más grandes se equivocan, ¿no? Bromas aparte, nos encontramos ante el final de nuestro Ciclo Spielberg; un final momentáneo, claro, pues este año va a estrenar nuevo film y esperemos que en un futuro vengan muchos más. Y este punto y aparte, como ya hemos comentado, está centrado en Lincoln (íd., 2012).

Daniblacksmoke

Abraham Lincoln probablemente sea uno de los personajes históricos más icónicos e importantes para la historia norteamericana. Y por lo tanto todo un filón para hacer un biopic del decimosexto presidente de EEUU. Spielberg, para llevar al personaje a la gran pantalla, evitó que fuera una película en la que se contara toda la vida del presidente, se limitó a mostrarnos los últimos meses de vida de este en los que luchaba para abolir la esclavitud del país que presidía. La película deslumbró a la crítica y funcionó muy bien en taquilla, llegando a ser el drama (quitando las bélicas, ciencia ficción…) de mayor éxito internacional de toda la filmografía del director. Además consiguió entrar de nuevo en la carrera de los Oscar con nada menos que doce nominaciones de las que únicamente se consiguió llevar dos. Lo de la Academia con Spielberg es la relación más entretenida que ha dado Hollywood y lo sabéis.

Lincoln ha sido el revisionado más satisfactorio de todos los que he tenido que hacer para el ciclo pues la primera vez que la vi me pareció soporífera y que no contaba nada. Qué equivocado estaba. Es una película que se aleja de ofrecer un espectáculo visual pues lo que te ofrece es un espectáculo narrativo, por ello es normal verle reminiscencias al cine clásico. Es todo diálogo, todo. Eso sí acompañados de unos planos bastante acertados y una banda sonora discreta que está presente durante toda la obra -aunque se me antoja un poco reciclaje de otras composiciones de Williams-. El guión profundiza entre otras cosas en el matrimonio Lincoln, en la figura del famoso presidente, en la política estadounidense del siglo XIX y la crudeza de la guerra civil sin enseñarte directamente ningún conflicto. Esto último me parece totalmente plausible, al igual que no te enseñen directamente el manido asesinato en el Teatro Ford.

Daniel Day Lewis se come la película él solito. Hace una interpretación inmensa y clava a la perfección esa imagen que todos tenemos de la figura de Lincoln. Le reconfirmaron como uno de los mejores actores vivos y por su labor en esta obra ganó el que sería su tercer Oscar, convirtiéndose en el primer actor de la historia en ganar tres estatuillas al mejor actor principal. El reparto cuenta con un sinfín de caras conocidas y todos están geniales. Lo que me parece de locura es que personajes que aparecen como mucho un par de minutos en pantalla, sean actores que han protagonizado películas y series; lo que tiene Spielberg. Otra vez más, por si fuera poco, la ambientación y el vestuario son sobresalientes.

En definitiva, el Rey Midas de Hollywood nos recordó que sabe hacer buenos dramas y que por supuesto sabe dirigir a actores. Es una película que no agradará a todos y de hecho puede llegar a aburrir a una gran mayoría, pero no es mi caso. Sin duda es de las mejores que nuestro querido director ha rodado en estos últimos años y ya solo para conocer algo más de esta gran figura histórica o ser testigo de la sobresaliente interpretación de Day Lewis merece la pena. [7,5]

Y hasta aquí llegamos, ha sido todo un placer esta aventura spielberiana. Llevamos siete meses con el ciclo y he disfrutado muchísimo completando la filmografía de Spielberg en orden e ir viéndolo madurar como director. Sin duda uno de los grandes genios que siguen en activo actualmente que cuenta con una narrativa visual que ha hecho escuela. Anunciamos además que nos ha gustado tanto esta experiencia que los ciclos no se acaban aquí, nos vamos a México para seguir la pista a cierto director de nombre Alfonso.

Daniel Escaners

Es más que posible que mi escena favorita de la película sea cuando Lincoln, con un hacha en la mano, se carga como quien no quiere la cosa a un vampiro que iba a acabar con su vida. Es brutal. Y encima después… Bueno, venga, me parece que esta broma está más que agotada, pongámonos serios. Lincoln es la última obra realizada por Steven Spielberg hasta la fecha, un retrato de la legendaria figura histórica que se centra en la aprobación de la decimotercera enmienda y, por lo tanto, en la abolición de la esclavitud en los Estados Unidos de América.

Spielberg nos ha llevado de la mano por aventuras en medio mundo, a un barco en busca de un tiburón gigante, a una isla en la que los dinosaurios han vuelto a la vida… A muchos lugares, y de muchas maneras, pero siempre dejando su marca como realizar con el frenetismo de casi todas de sus películas. Sin embargo, viendo Lincoln no siento a ese Spielberg “nervioso”, a ese Spielberg que no dudaba en cambiar mil veces de plano si eso ayudaba a la narración de su historia. Y aunque parezca que lo estoy diciendo de una manera despectiva, en absoluto es así. Lincoln es una película mucho más tranquila, no tanto en su fondo como en su forma: la historia que se nos cuenta pertenece a una período muy movido y que se ve reflejado en el film con mucha fuerza, pero al mismo tiempo está plasmado de una forma intimista, con escenas en habitaciones cerradas y gente tomando grandes decisiones. Hay una guerra ahí fuera, sí, pero prácticamente no la vemos. ¿Y por qué? Porque estamos ante un biopic de Lincoln, no con Lincoln.

lincoln_1

Eso sí, cuidado, es un biopic de Lincoln centrado en un momento en concreto, no de toda su vida, lo cual ya de por sí es un punto a favor. El decimosexto presidente de los Estados Unidos es el pilar en el que se sustenta la narración, presentándole ya desde un principio como la figura principal de la historia, lo que al mismo tiempo no quiere decir que sea el canalizador de toda la importancia de la misma. No lo es. Nos encontramos con muchos otros personajes, desde su mujer (interpretada por una gran Sally Field) a los miembros de su comité, que cuentan con voz y minutos. Se podría llegar a decir que nos encontramos ante una película coral. Eso sí, cada vez que el personaje principal, o mejor dicho Daniel Day-Lewis, está en escena, no tienes ojos para nadie más. Qué forma de llenar la pantalla, por favor.

Supongo que a muchas personas Lincoln les parecerá aburrida, sobre todo si esperan una película “de Spielberg”, pero un servidor no puede hacer más que disfrutarla. Por supuesto que tiene sus problemas narrativos, sobre todo en una primera hora con algunos diálogos que es cierto que aburren a cualquiera, pero el conjunto me parece muy destacable. La ambientación es perfecta, la dirección contenida del señor Steven me parece la adecuada y, para mí el punto más importante, tiene en el frente a un actor absolutamente soberbio que le otorga aun más carisma a la legendaria figura. [7]

Bueno, amigos, pues terminamos nuestro Ciclo Spielberg a la espera de las nuevas películas de este señor que están por venir. Ha sido un viaje de siete meses que, con sus más y sus menos (porque la filmografía de Spielberg tiene sus más y sus menos), he disfrutado mucho y que me ha servido para ver con más perspectiva la obra de un señor que cuenta en su repertorio con más de una bala de oro. O de plata, con Lincoln, el que caza vamp… En fin. Creo que es hora de iniciar otro ciclo cinéfilo, y me parece que hasta en Azkaban ya están sufriendo la “gravedad” de los hijos de los hombres por llegar.

————————————————————————————————————

Las películas favoritas de Steven Spielberg para los lectores de La Pantalla Invisible -que han participado en la encuesta- son, en primer lugar La lista de Schindler (Schindler’s List, 1993) y en segundo Parque Jurásico (Jurassic Park, 1993). El resto de las más votadas han sido En busca del arca perdida (Raiders of the Lost Ark, 1981), Tiburón (Jaws, 1975), Salvar al soldado Ryan (Saving Private Ryan, 1998) y La guerra de los mundos (War of the Worlds, 2005), todas compartiendo el tercer puesto.

0 thoughts on “[Ciclo Spielberg] Lincoln

  1. Tengo que reconocer, que después de leer vuestro artículo, me han dado ganas, de volver ha empezar esta película, que deje a medio visiona

Comentarios