Días repletos de cine (Vol. 14)

El verano es una época que suele ser de vacaciones, de manera que es el mejor momento para dedicarnos a todo aquello que no hemos podido hacer durante el resto del año. En el caso de los cinéfilos y seriéfilos, nuestro tiempo libre veraniego suele servir para ponernos al día con series atrasadas (zampándolas en maratón o no) o para ver películas que aún no hayamos visto. Es por eso que hoy os traigo una entrega de la sección Días repletos de cine con algunas que he visto durante esta temporada estival. Para hablar de ellas he decidido usar un orden de peor a mejor.

La primera de esta lista de pelis veraniegas (y por tanto la peor) es All Cheerleaders Die (íd., 2013). Si os soy sincero, decidí ver esta película sin conocer casi la trama y por el simple hecho de que “comedia + terror + animadoras” a priori podría ser una combinación muy cachonda para pasar el rato. Me equivocaba. La película empieza de verdad tras los primeros y aburridos cuarenta y cinco minutos. Y una vez lo hace te ríes, sí, pero de lo absurdo que es todo. Así en resumen, unas animadoras mueren en un accidente y cuando son resucitadas con unas piedrecitas de magia negra se convierten en superfuertes y superhambrientas de sangre que flota (literalmente). [2]

DRDC14 Pelis 1

La siguiente en la lista se estreno hace poco y la pude “disfrutar” gracias a un preestreno de LKXA. Se trata de Eternal (Self/less, 2015), y como su propio nombre indica, se hace eterna. La premisa es interesante y fue lo que me hizo interesarme por el proyecto hace meses, pero a medida que iba saliendo nueva información o nuevas imágenes el interés se desvaneció. Y con razón, ya que una buena idea se echa a perder con una ejecución que deja bastante que desear, especialmente si tienes en cuenta que, siendo una película de acción y misterio, resulta ser muy previsible y tiene unas escenas de acción bastante flojas. Menos mal que el preestreno solo costó 92 céntimos… [3]

Seguimos con otro suspenso, pero esta vez un poco más doloroso, ya que es para Burying the Ex (íd., 2015), la última película de Joe Dante, el director de Gremlins (íd., 1984). Otra vez nos encontramos con una comedia de terror, aunque esta vez con un toque romántico. La premisa recuerda a Life After Beth (íd., 2014), con quien comparte la presencia de una novia zombie, pero Burying the Ex no es, ni de lejos, tan divertida como aquella. La presencia de la bella Alexandra Daddario siempre es de agradecer, pero el personaje de Ashley Greene es demasiado irritante y tanto Anton Yelchin como el desarrollo de la película son tan aburridos que el alocado final no logra compensar el resto como para aprobar. [4]

DRDC14 Pelis 2

Aprobando raspadamente tenemos a Somos los Miller (We’re the Millers, 2013), una de las comedias que, sorprendentemente, mejor recibimiento tuvo en USA hace un par de años (con $150 millones en taquilla). Somos los Miller es lo que sale cuando mezclas marihuana en México, una familia falsa y las road movies. Los únicos puntos originales que tiene vienen del hecho de que los protagonistas forman una familia falsa (la tapadera para el contrabando), ya que las demás situaciones son bastante típicas, con algunos gags que funcionan y otros que no. Entre el reparto destaca el papel de Ed Helms como un narcotraficante poco común. Y un mensaje para los guionistas: meter tacos en los diálogos no hace que sean más graciosos. Lo mejor de la película, sin duda, las tomas falsas. [5]

La siguiente es Proceso de admisión (Admission, 2013), una comedia (o dramedia) que cuenta con Tina Fey como protagonista (y ojalá guionista) interpretando a una miembro del equipo de admisiones de la Universidad de Princeton. Aunque me ha gustado, a la película le veo un problema de irregularidad. Abre una gran cantidad de frentes alrededor de la protagonista, con tramas que se van alternando y quieren abarcar todos los puntos posibles de su vida, algo que hace que algunos resulten más interesantes que otros. Por suerte, esto se ve compensado por la fuerte química entre Tina Fey y Paul Rudd, el original punto de partida y porque en conjunto resulta ser bastante simpática. [6]

DRDC14 Pelis 3

Para acabar llegamos a otra película que se ha estrenado recientemente en nuestro país: Nuestro último verano en Escocia (What We Did on Out Holiday, 2014). Aunque comercialmente esté impulsada por la presencia de los Rosamund Pike y David Tennant, esta emotiva dramedia británica trata de la vida y la muerte desde el punto de vista de los verdaderos protagonistas de la peli: tres adorables e inocentes niños (los hijos de Pike y Tennant en la película) que, sin resultar nada repelentes, llegan a ser bastante más maduros que sus propios padres y nos llegan a emocionar con sus reacciones en ciertos tramos del film. Los tres hijos de la pareja también destacan por ser el elemento más cómico del film, con toques muy divertidos de humor absurdo infantil (con mención especial a las piedras de la pequeña Jess). [7]

Comentarios