It Follows | Tú la llevas

Nunca he sido muy partidario del cine de terror, y no porque no me guste en sí, es por que pocas buenas hay, y menos actualmente. En los últimos quince años, las cintas decentes del género no llegan a contarse con los dedos de una mano y es que llevamos una racha de películas de terror que únicamente se conciben como producto comercial -secuelas o derivados de Paranormal Activity o películas de exorcismos- y joder, hacen taquillazos. La única explicación lógica que se me puede ocurrir para esto es que los amantes del terror se tragan cualquier cosa con la esperanza de que caiga alguna buena y siempre se llevan una decepción, pero creo que no me equivoco si digo que It Follows (íd., 2014) va a ser esa película que va a reconciliar al género con su público.

Tras pasar por algunos festivales como Cannes o SitgesIt Follows lleva a sus espaldas un enorme reconocimiento por parte de la crítica internacional.  En Estados Unidos tuvo un recorrido inusual en su estreno, donde se estrenó únicamente en cuatro cines de todo el país, pero en estos se recaudó más de 40.000 dólares por copia. Lo que hizo que unas semanas después se hubiera estrenado en más de 1200 salas estadounidenses y que a día de hoy lleva cerca de quince millones de dólares recaudados. Y todo esto, recordando, que es una película con un presupuesto de solo dos millones de dólares. La clave del éxito de la película se encuentra en saber mezclar inteligentemente el buen cine indie americano que tan reclamado está en los últimos años con una historia de terror cuya premisa es lo suficientemente curiosa como para engancharte a ella.

Jay es una estudiante de 18 años con una vida normal, con su hermana y sus amigos. Pero algo se tuerce tras el primer encuentro sexual con su novio. Este le explica a la joven que le ha transmitido una especie de maldición en la que a todas horas un espíritu (o algo que no tiene nombre propio) le seguirá a cualquier parte y que aunque siempre vayan lentos, si la cogen morirá. La única forma de librarse de ellos es pasándoselo a otra persona, a través de una relación sexual. A partir de ese momento, Jay sufre todas las consecuencias de esto, y más difícil se hace al ser ella la única que puede ver a estos fantasmas venéreos.

it follows 7

Como podéis ver la premisa es original y llama la atención, es darle una vuelta de tuerca al género pero siempre jugando con los tópicos y clichés del mismo. La clave de la película radica en el concepto de estos espíritus que te persiguen y por lo tanto quien no entré en su juego estoy seguro que le va a parecer una castaña toda la obra. También tengo que mencionar que desde que me enteré del film me recordó muchísimo a uno de los mejores cortos de ¿comedia de terror? que circula por internet, The Horribly Slow Murderer with the Extremely Inefficient Weapon.

Me sorprendió encontrarme en una película de terror con una dirección tan cuidada y con unos planos nada habituales comparados con las películas del género de los últimos años. La fotografía también cobra mucho peso, creando esa atmósfera tan lúgubre y angustiosa como si los propios espectadores sufrieran de la maldición que tiene la protagonista, y es que consigue tenerte en vilo toda la cinta y atento a cada segundo por si aparece. La banda sonora en este caso es más que un simple apoyo ambiental, que lo es, y brutal. Pero tiene algunos temas que son una delicia. Está compuesta por Rich Vreeland (más conocido como Disasterpeace), un compositor de la nueva escuela, It Follows es el primer largometraje que compone pero también realizó la banda sonora del gran videojuego FEZ.

it follows.3

Del reparto poco se puede decir realmente, ya que el grupo protagonista es más bien sosete aunque para nada malos actores.  Si alguien destaca merecidamente es Maika Monroe, la actriz protagonista, que puede dar que hablar los próximos años. No hay mucho efecto especial debido al limitado presupuesto (tampoco se echan en falta) pero gracias al maquillaje y la buena dirección recrean unos cuerpos que realmente acojonan. El guión está escrito por el propio director de la cinta, David Robert Mitchell, al cual hay que seguirle la pista a lo que haga en el futuro porque es bastante interesante lo que aporta. Si bien el guión no es ninguna maravilla, cumple a la perfección su cometido, aunque muchos puedan quejarse de su final o de sus obvios clichés.

Probablemente, It Follows sea la precursora de un nuevo cine de terror que se avecina en el próximo lustro, quien sabe si en unos años estaremos hartos de secuelas sin ideas de la propia It Follows o películas con cero carisma de temática similar. El género del terror es muy cambiante, y todo puede pasar. Yo mientras tanto os recomiendo que vayáis al cine a verla. Eso sí, al salir vais a tener los ojos bien abiertos por si alguien os está siguiendo… [★★★½]

Comentarios