Los documentales de los Oscar 2016

Los Oscar están cada vez más cerca y en La Pantalla Invisible nos vamos poniendo a punto. Este 28 de febrero se premia, según el criterio y preferencia de los miembros de la Academia, lo mejor del cine de este último año. Si coinciden o no con nuestras predicciones y deseos, lo descubriremos dentro de poco. Y, en cualquier caso, siempre podremos alegar que el Oscar es solamente “un voto de simpatía” (Sick Boy dixit).

Dado que en la mayoría de los casos las especulaciones sobre quién se llevará a casa la preciada estatuilla a casa se reducen casi exclusivamente a las categorías principales (película, director, actores…), creo que es necesario, aunque sea por un momento breve, echar también un vistazo a otras categorías no tan populares, como por ejemplo la que pretendo desarrollar en este artículo: la de Mejor Documental.

Winter-on-Fire-Ukraine’s-Fight-for-Freedom

Winter on Fire: Ukraine’s Fight for Freedom

Netflix se ha demostrado capaz de producir contenido original de calidad con series de ficción (ahí están Orange is the New Black o House of Cards). No obstante, este año, también se ha demostrado competente en el área de las cintas de ficción y los documentales. Winter on fire: Ukraine’s Fight for Freedom (íd., 2014) se encuentra, obviamente, en el segundo grupo, aunque quizá este largometraje no sea el mejor ejemplo para hablar de un documental competente. Me explico: el claro problema con Winter on Fire es su preocupante e intencional simplificación de un conflicto ampliamente complejo, utilizando como justificación única el lema de que “el pueblo unido jamás será vencido” en un caso sobre el que cualquier persona que haya estado informada sobre el la crisis de Ucrania sabe que existen más matices. Su falta de interés por explicar el contexto político y social que fue afectando en cada paso a los acontecimientos es, como poco, preocupante y, además, es rasgo suficiente para que esta cinta sea fácilmente tachable como propaganda.

Aún así, se cometería un grave error al ningunear esta obra audiovisual solo por su discurso político, ya que Winter on Fire también es un documental que se cierne, plano a plano, sobre el espectador con la misma brutalidad con la que las fuerzas del orden apalean ciudadanos que, aterrados, solo atinan a preguntar por qué. Winter on Fire es una película durísima sobre una Ucrania que sabe que se está matando a sí misma, pero desgraciadamente es insuficiente.  [★★½]

Amy-Winehouse-Documentary-Trailer-Makes-Debut-FDRMX

Amy: La chica detrás del nombre

El amor es un juego en el que se pierde y Amy Winehouse lo sabía, así como también sabía que nunca querría la fama que alcanzó. Asif Kapadia, el director de este documental, ofrece una cinta que busca ser una radiografía de la estrella musical, pero lo que el espectador obtiene es, más bien, un relato que da la impresión de estar decorado. Las imágenes de archivo personales sobre Winehouse son la puerta abierta más importante a la vida y experiencia creativa de una artista que no pudo protegerse de personas egoístas y manipuladoras.

Mientras Kurt Cobain: Montage of Heck (íd., 2014) era un acercamiento único al lado humano y creativo de Cobain, Amy: La chica detrás del nombre (Amy, 2015) lo es hacia la fama, la soledad y el deseo de Winehouse de poder desaparecer en una multitud con total y absoluta libertad. Aún así, Amy peca de sensacionalista debido a la espectacularización del viaje personal de alguien al infierno. [★★★]

What Happened, Miss Simone? Nina Simone

What Happened, Nina Simone?

Este es el segundo largo documental de Netflix en la lista de nominados y es, precisamente, donde, por decirlo de algún modo, la cosa empieza a ponerse buena. En este profundo estudio sobre la cantante de jazz Nina Simone aprendemos sobre su vida, su obra y sus convicciones políticas en una época en la que los Movimientos por los Derechos Civiles en los Estados Unidos ocupaba un lugar importante en el día a día del debate político impulsado por personas como Martin Luther King.

What Happened, Nina Simone? (íd., 2015) es un retrato muy emotivo sobre la artista que soñaba con ser la primera pianista clásica negra y las heridas que marcaron su vida, provocando que Simone sea la que fue: una artista que era a la vez una fuerza de la naturaleza. Si bien la cinta tiene un desarrollo inicial muy básico y ligero, los ingredientes de la vida de Simone, entrevistas a sus colegas más cercanos, y un gran uso de imágenes de archivo van creando una historia inspiradora sobre: uno) lucha política a través del arte, y dos) lucha por la libertad personal de Simone como artista y como individuo. Este documental es una pieza valiosa que explica de manera certera cómo Nina Simone le plantó cara al miedo. [★★★½]

Fearless-expos--Matthew-H-009

Cartel Land

Hay lugares (y me refiero a lugares físicos) donde la vida, por salvaje, se convierte en una experiencia que pocas de las personas que no conocen ni se han acercado a ese lugar pueden imaginar. Cartel Land (íd., 2015) ofrece una visita a los dos lados de la barrera que separa Estados Unidos y México, donde conocemos a hombres de armas tomar, quienes, ya sea por desesperación o descontento, desean hacer justicia con sus propias manos. Unos, a un lado, protegen su nación de una supuesta invasión, mientras que los otros, del otro lado, luchan contra un enemigo más fuerte, escurridizo y rastrero que cualquier otro: la corrupción. Porque si bien es cierto que Cartel Land es un documental sobre grupos de vigilantes renegados que se enfrentan al narco en un mundo del que se ha apoderado la anarquía, el verdadero enemigo está en los hombres que harían cualquier cosa por sobrevivir en ese infierno.

Cartel Land está compuesto por imágenes intensas de momentos claves en la lucha contra el narcotráfico y se apoya en la mayoría de su metraje en el personaje de José Mireles, el líder de las tropas paramilitares de Autodefensa. Es Mireles, este líder carismático por quien llegamos a sentir simpatía, quien nos va adentrando en el mundo de violencia que domina México y quien nos muestra los efectos que tiene este modo de vida salvaje sobre nosotros. Matthew Heineman, el director de este documental, entra donde nadie se atreve normalmente, porque ahí cualquiera (no importa que seas periodista) pierde la vida, y nos introduce en este laberinto de intenciones, en esta tierra de nadie, y nos enseña lo peor de lo que podemos ser capaces. [★★★★]

looksilence2-xlarge

La mirada del silencio

Joshua Oppenheimer vuelve a viajar a Indonesia, lugar al que ya se acercó en su anterior documental The Act of Killing (íd., 2012), para sumergirse en los traumas más profundos de una nación que existe como evidencia de que allí alguien plantó un cuchillo, de que eso, en muchos niveles, es una herida que nadie se ha preocupado en curar porque todos miran en otra dirección. El contexto es simple, pero no por ello menos increíble: en la década de los 60, los militares que tomaron el poder en Indonesia empezaron a secuestrar, torturar y matar a personas que no gozaban de la aprobación del régimen bajo la excusa de que los comunistas debían ser exterminados (se cree que la cantidad total de muertos oscila entre 500 mil personas y 3 millones), los responsables de estas matanzas nunca han respondido por sus actos y, de hecho, muchos siguen ocupando lugares de prestigio dentro de la sociedad indonesa.

¿Qué es lo que hace Oppenheimer? Un montaje atrevido con una relevancia social incalculable. El autor del documental realiza un experimento que busca examinar donde nadie más ha mirado antes. Así, contacta con un optometrista, miembro de una familia víctima de las atrocidades cometidas por los militares, y hace que se reúna con los distintos monstruos que mataron a su hermano y que ahora disfrutan de la vida para preguntarles sobre los asesinatos; mientras tanto, Oppenheimer desaparece tras la cámara. La respuesta siempre es la misma la negación total de cualquier arrepentimiento, “era necesario”, “nos bebíamos la sangre de las víctimas para no volvernos locos” y nuestro entrevistador/protagonista va viendo cómo todos siguen sin ver lo que él claramente les restriega en la cara. La mirada del silencio es un documental duro, doloroso, pero necesario y extrañamente original. Sin duda, la mejor propuesta de la lista de nominados y la apuesta definitiva para la próxima gala de los Oscar. [★★★★½]

Comentarios