Mañana | El mundo está cambiando

El mundo está cambiando y vamos a morir todos. Expuesto así, esto solo parece ser una suerte de certeza universal y una sentencia un tanto vaga. Formulado, en cambio, el enunciado como “El clima está cambiando a un ritmo avasallador, y nos extinguiremos como especie si no hacemos nada al respecto” la idea sigue siendo la misma, pero su profundidad se esclarece. De esta frase que algunos considerarían fatalista nace el más reciente proyecto de la actriz francesa Melanie Laurent, quien dirige al lado del activista y escritor Cyril Dion el documental “ecologista” Mañana (Demain, 2016). Y pese a lo que pueda parecer, Mañana es, en realidad, una cinta cargada de optimismo.

Dividido en cinco episodios, cada uno dedicado a analizar un elemento que rodea el cambio climático, Mañana es un documental dirigido con una atención increíble al detalle. Así, Laurent y Dion no solo se convierten en guías que nos ayudan a descubrir nuevos escenarios, personas y relaciones humanas. También explican, cuestionan y proponen con una sobriedad que calza perfectamente con el tono didáctico y abierto que plantean en su relato. Porque el principal punto fuerte de Mañana es el cuidado razonamiento que lleva de una imagen a otra, de un viaje a otro. Si esos enlaces flojean, si el viaje lleva por rutas intermedias que no se sostienen, la tesis falla.

tumblr_o6ck18cuRz1qc7b3so1_540

Tomando como punto de partida una investigación que concluye que para el año 2100 la humanidad ya no existirá, Mañana es precisamente eso: una tesis. Una que sirve para proponer soluciones ante los principales problemas que nos conducirán a dicha catástrofe. Y al ser una tesis es comprensible que uno pueda estar tentado a reducir este documental a un trabajo meramente académico más que a uno artístico o cinematográfico. Sin embargo, no deja de ser una historia que nos es contada y que, debido a eso, debe mantenernos atentos y que nos debe cautivar. Y creo que es justo que Mañana lo logra en su justa medida, debido principalmente a una cosa: el factor humano.

En su viaje, los directores estudian alternativas, soluciones, y nunca dejan de descubrir que detrás de cada propuesta, ya hay personas, grupos de personas, que han puesto en marcha iniciativas, proyectos y planes para resolver estos problemas y alargar la vida de nuestro planeta. Mañana se revela ante nosotros como la oportunidad de homenajear a esos activistas, líderes de cooperativas, innovadores que apuestan por algo distinto y, probablemente, según se argumenta y se desarrolla en el documental, algo mejor. Día a día en la televisión, la publicidad y en la cultura popular encontramos formas de expresión que sirven para que fortalecer la imagen del sistema establecido (sistema que es el responsable de que estemos en la situación actual), por lo que este altavoz a las voces de fuera se siente refrescante y es, de muchas formas, revelador.

Revelador, humano, e increíblemente didáctico. Mañana plantea ideas con las que se puede o comulgar, y puede pecar en momentos precisos de superficial, pero es gratificante oír a alguien hacerse esas preguntas frente a la cámara y seguir una ruta marcada por la curiosidad  e interés genuino por la búsqueda de cambio. El mundo está cambiando, sí. Y puede cambiar a mejor. [★★★]

0 thoughts on “Mañana | El mundo está cambiando

Comentarios