Subimos el volumen con Spring Breakers

En La Pantalla Invisible nos reunimos por tercer vez alrededor del mismo fuego -o luz de neón- para comentar, en esta ocasión, una de las películas que más controversia y disparidad de opiniones ha generado en los últimos años. Hablamos de Spring Breakers (íd., 2012), de Harmony Korine; ¿Qué postura tiene cada miembro de la página? Adelante, que nosotros le damos al play.

fotospringbreakers-crecc81ditodivulgaccca7acc83o

Daniel Escaners: Pero cuéntame más

Ni el más preparado equipo acuático es capaz de sumergirte hasta el mensaje -si es que lo hay- de una película que parece empeñada en dejar huella mediante las imágenes. Y realmente no es mala en ello: a pesar de que la primera vez que la vi sentencié la experiencia como insoportable, la famosa escena del piano o el final se me quedaron a fuego en la memoria. Ahora que ha tocado revisionarla, buscando la rendija por la que entrar al juego -si es que lo es- propuesto por Harmony Korine, he acabado en una situación diferente y similar al mismo tiempo: el viaje ha sido más interesante, pero las conclusiones permanecen en el sitio donde se encontraban. Entre el rollito videoclipero de Spring Breakers veo esbozos de una crítica a la juventud más que un retrato -si es que se puede considerar así-, que es lo que acaba siendo para tristeza de éste que escribe. Un circo en el que James Franco controla el látigo y las protagonistas se dedican a dar vueltas a su alrededor, atreviéndose de vez en cuando a lanzar algún zarpazo. Ni la increíble fotografía ni algunos momentos inspirados me consiguen introducir del todo en una película en la que veo grandes virtudes y monstruosos, apocalípticos defectos.

sb_mm_02886_rgb-e1362507249182

Daniblacksmoke: Hot In Herre

No hay muchas películas en las que la opinión esté tan dividida. Algunos la tachan de basura, otros la catalogan como una de las mejores obras que nos ha dado el séptimo arte en lo que llevamos de década. Antes de seguir, yo no me encuentro ni en un punto ni otro, así soy. Estoy justo en el medio de la contienda. Spring Breakers arranca con una secuencia que pone las cartas sobre la mesa: Skrillex, playa, alcohol, jóvenes pasándoselo bien totalmente descontrolados, etc. Conocía las fiestas de las vacaciones de primavera estadounidense muy por encima, y creía que era una exageración, pero no. Aunque, afortunadamente, no toda la película es fiesta. Algo antes de llegar a la mitad del metraje la película se torna en otro sentido, dando protagonismo a Alien (James Franco) y encuentra otro rumbo que seguir. La cinta quiere abordar temas ya vistos desde otro prisma, y es toda una declaración de intenciones contar en su reparto con actrices que lograron la fama en Disney Channel. Por otro lado Harmony Korine se rodea esta vez de un equipo impresionante del cual no se puede objetivamente negar su calidad técnica; de estos nombres sobresale Benoît Debie (Lost River, Irreversible) con su característica y apabullante fotografía, y Douglas Crise, el montador habitual de Iñárritu. Algunos momentos rozan la vergüenza ajena pero entiendo que es parte del patetismo que quiere mostrar. Y me hubiera gustado más de no ser por los diálogos repetidos hasta el hastío, una crónica excesiva del exceso. Aún así, no puedo decir que no me haya gustado.

Spring_Breakers_gallery_header_gallery_primary

Alecxps: Spring break forever!

Mucha expectación hubo hace ya tres años cuando al señorito Harmony Korine se le ocurrió esta peculiar historia de crimen y desfase. No es para menos, ya que las actrices protagonistas eran, ni más ni menos, que Selena Gómez, Vanessa Hudgens y Ashley BensonEsta elección de casting, lejos de ser una casualidad, tiene un valor simbólico, ya que son figuras totalmente reconocibles del imaginario adolescente (especialmente las dos primeras) y un elemento más de la gran sátira de Korine.  La juventud de hoy en día ya ha perdido la inocencia tan característica de hace unos años y lo único que busca es divertirse sin límites a base de fiesta, locura, alcohol, drogas y sexo. En Spring Breakers se representa la escasez de valores que abunda entre estos jóvenes y lo hace a través de sus propios ingredientes: música electrónica, montajes videocliperos y luces de neón que forman parte de una magnífica y colorida fotografía. Así se crean hipnóticas y potentes imágenes que, pese a poder ser algo reiterativas, acaban absorbiendo e hipnotizando. Este vacío juvenil acaba siendo trasladado también a unos personajes cuyo sentido común y responsabilidad destaca por su ausencia, todo en busca de pasarlo lo mejor posible sin pensar en las consecuencias y acabando así en el mundo del crimen con el histriónico personaje de James Franco. En definitiva, Spring Breakers utiliza este retrato a la juventud como sátira y crítica hacia su vacío moral y lo hace con una gran potencia visual que te clava en la retina escenas de pura violencia artística como el atraco inicial, el piano o el clímax. Spring break forever!

springbreakers_franco

GabriL0L: Las vacaciones aburridas

Tras un par de intentos a lo largo de mi vida de ser capaz de disfrutar o de, al menos, soportar Spring Breakers, debo admitir que es una tarea para la que no estoy -ni creo que vaya a estar- preparado. Para ser sinceros, ya desde el comienzo la película me producía bastante rechazo: la trama no me llamaba ni por asomo y no creí que fuese capaz si quiera de interesarme lo más mínimo. Y la verdad es que el conjunto cumplió mis expectativas: me parece una cinta bastante chapucera y floja que no es capaz ni de entretenerme durante un rato, desde el problema que ya he mencionado con la historia hasta un reparto que no solo no me llama, sino que sus actuaciones también me parecen bastante flojas. La película no me transmite nada en absoluto y tampoco es capaz de entretenerme. ¿Puede ser por culpa de las convicciones que ya llevaba? Sí, totalmente, y admito que la cinta no es de mi estilo, pero también creo que el resultado podría haber sido mejor en muchos aspectos.

spring-breakers-trailer-1

TooGeek: Pretend you’re in a videogame

Contra todo pronóstico… Spring Breakers me ha gustado, sí. Aunque me gustaría señalar que no es una película que necesariamente te tenga que gustar para disfrutarla. Es un film sobre una forma de ver la vida de una manera posmoderna, materialista (I’M THE MONEY), casi nihilista, una vida donde la fe y la moral no tienen lugar. La búsqueda de la felicidad es una búsqueda sin sentido y la misma película te lo señala. Lo interesante viene cuando esta forma de ver la vida no se queda solo en el mensaje, que podría ser una película con un guión de toda la vida, sino que trasciende en la forma de la cinta. Esa estética videoclipera, la banda sonora de Skrillex, esa narrativa fragmentada y que recurre tanto a la repetición. Y obviamente, este es un mensaje crudo, que a la mayoría no nos gusta pues no nos representa, pero creo que es imposible no admitir que una película que nos intenta hacer entender esa filosofía es, cuanto menos, interesante.

2013-09-03 08.41.35 pm

Charlie Simons: It’s Britney, bitch

Luces de neón, chicas en bikini, sexo, drogas, alcohol y, a falta de rock and roll, Skrillex y Britney Spears: a esto se reduce el filme más reciente de Harmony Korine. Y es una pena que en este espacio tan reducido no me dé tiempo suficiente a hablar de lo inconsistente de su historia, lo reiterativo de su mensaje y lo increíblemente vacíos (e innecesarios) que terminan pareciendo sus personajes. Quizás ni llegue a mencionar que de tan mal estructurada que está, parece que la película se terminara realmente entrados los primeros cincuenta minutos, cuando, por fin, el arco argumental del personaje de Selena Gómez (me encuentro rezando ahora mismo cual creyente en Semana Santa para que esta señora se mantenga, por favor, alejada del cine) se cierra. ¿Lo demás? Sobra. No sé si quiera si podré comentar en estas breves líneas que lo mejor de esta película son solo dos cosas: uno, la impecable fotografía; dos, Ashley Benson -El Amor De Mi Vida-. Pero sí te diré algo Harmony Korine. Sí, a ti directamente. Y es que, para que Spring Breakers sea igual de sustancial y transgresora que tus trabajos previos, tienes que hacer algo más que un videoclip de contenido erótico de más de una hora. Para la música y las chicas en poca ropa ya tenemos internet. Besis.

Comentarios