La Pantalla Invisible #20 | Junio 2017

Junio, llegó el verano, el calor nos invade y nosotros no sabemos ya dónde meternos. Quizá sea pronto para repetir el discurso que escribí hace tiempo sobre el fascinante motivo que le hace a la gente en esta época del año referirse a las cosas con diminutivos, ya saben, el calorcito, la playita, a ver si nos tomamos un aperitivito, lo típico de cada casa. O casita. En cualquier caso, he aquí otra entrega de nuestro repaso mensual de lo publicado en La Pantalla Invisible, que continúa su travesía a través de las moviditas aguas de la actualidad audiovisual, aunque esta vez con dos secciones que pocon tienen que ver con lo más nuevo y que una cierra su ciclo por el momento y otra lo inicia. Ahora hablaré de ello, porque antes me gustaría recordaros que, como ya hicimos en años anteriores, los meses de julio y agosto se verán recogidos en una misma entrega, principalmente porque, irónicamente, en vacaciones tenemos poco tiempo para estas cosas y porque, aunque intentemos remediarlo, quizá no publiquemos toneladas de artículos en estos calurosos meses. Pero publicaremos, claro que sí.

En cualquier caso, toca hablar de lo que ha tenido protagonismo en la página durante este mes de junio. Como he comentado en el párrafo anterior, han habido dos eventos señalados. El primero ha sido que por fin hemos concluido con nuestro ciclo de Martin Scorsese, que nos ha llevado un buen puñado de meses, algún dolor de cabeza y también mucha satisfacción al verlo completo, con su lacito y listo para ser recopilado en este número mensual (con imágenes y portada, como siempre, de nuestro querido Alejandro). Ya sabéis que con este ciclo decidimos cambiar el formato, recopilando varias películas en un mismo artículo, lo que ha dado forma en este caso a cuatro entregas en las que repasamos toda la carrera (en cuanto a largometrajes de ficción) de Scorsese. Ya estamos planeando nuestro siguiente ciclo, aunque todavía tardará un poco en llegar. La otra sección que ha acaparado el protagonismo y, valga decir, nuestro entusiasmo, ha sido Cinefilia 101, una brillante idea del amigo Carlos que consiste en hablar de esas películas con las que o bien nos hemos iniciado nosotros mismos en esto del cine o creemos que pueden ser un buen comienzo para que otros se sumergan en él. Nos ha dado tiempo a escribir cinco entregas de la sección durante todo este mes (recordamos que se publica una cada domingo, es nuestra única sección semanal fija), y hemos hablado desde Casablanca hasta La cosa, pasando por El bueno, el feo y el malo, American Beauty o Ciudadano Kane. Estamos muy contentos con el resultado y seguiremos dándole a caña al asunto, como diría aquel.

También se han hablado de otras cosas en La Pantalla Invisible, claro está. Hemos escrito críticas de dos de los estrenos más destacados del mes y, curiosamente, dos películas dirigidas por mujeres: la preciosa ópera prima de Carla Simón, Verano 1993, y el blockbuster de Patty Jenkins en el universo DC, Wonder Woman. En el ámbito de la televisión hemos contado con bastantes series potentes: desde la genial The Handmaid’s Tale hasta la decepcionante quinta temporada de House of Cards, sin olvidarnos de dos temporadas tan sólidas como las de Fargo y Better Call Saul. Por último, y no menos importante, le dijimos adiós a The Leftovers con una magnífica reseña por parte de Daniel Pérez-Michán, a la altura de la despedida de la serie, que no es decir poco.

Bueno, esto ha sido todo por este mes. Como he dicho, seguiremos publicando artículos durante estos dos meses, con una periodicidad indefinida debido a que las vacaciones parecen bastante ocupadas para casi todos nosotros, pero sabiendo que tenemos que estar al día de lo que ocurra. Además, Cinefilia 101 seguirá todos los domingos, como un reloj. Y para terminar, sin poder dar muchos detalles, estamos preparando algo muy grande para septiembre, un salto que nos hace mucha ilusión y nos da mucho miedo que ayudará a expandir la web y adentrarnos en territorio comanche. Ya os contaremos más. Que paséis un buen verano, gente. O un buen veranito, yo ya no sé.

Un saludo,

Daniel Cabo

CICLO SCORSESE

CINEFILIA 101

CRÍTICAS CINÉFILAS

TEMPORADAS

RESEÑAS

Comentarios