[Especial Star Wars] Episodio I: La amenaza fantasma

(De cara al cada vez más próximo estreno del séptimo episodio de Star Wars, en La pantalla invisible hemos decidido dedicarle un especial a la saga, hablando tanto de las seis entregas que de momento la forman como de otros materiales audiovisuales que ya iremos adelantando. Nos hemos sorteado las películas entre -casi- todo el equipo, y cada semana traeremos la crítica -con detalles de la trama, es decir, con algunos spoilers- correspondiente. Empezaremos hablando del Episodio I para seguir la línea argumental, que desembocará en diciembre en lo que veremos en el cine. Que la fuerza os acompañe.)

Parece que, últimamente, todo el mundo está perdiendo la cabeza (me incluyo) con el estreno –tan próximo- del séptimo episodio de Star Wars, y no es para menos. Después de tantos años y sin que nadie esperase nada, van los señores de Disney y deciden –intentar- matar a más de uno de un ataque al corazón anunciando una nueva trilogía más otros tantos spin-offs. Y aunque algunos se sientan indignados por este intento de revivir una saga que ya estaba “cerrada” o porque esto ha significado un cambio total y la destrucción del famoso universo expandido, yo soy de los muchos que tenemos esperanzas y un terrible hype por lo que Star Wars nos va a traer a la gran pantalla. Como ya habréis podido imaginar, hoy os vengo a hablar de la saga y, como debe ser, comenzaremos por el principio, el Episodio I: La amenaza fantasma (Episode I: The Phantom Menace, 1999).

Aunque este Episodio I no sea, ni de lejos, el más aceptado por los fans de la saga y el público en general, a mí siempre me traerá grandes recuerdos de la infancia y, al fin y al cabo, la nostalgia influye y va a determinar quizás algo de lo que diga en este texto. Avisados quedáis. Dicho esto, realmente hay que reconocer que la mala fama de este primer episodio se la tiene algo ganada: no es un horror ni mucho menos, incluso me gusta, pero tiene varios detalles –importantes, de hecho- que hacen que el conjunto no sea el inicio que muchos esperaban (hablo de inicio cronológico dentro del universo Star Wars, no por orden de estreno de las películas) y que pueden llegar a resultar algo pesados y/o directamente molestos o con poco sentido.

star-wars-episode-i-jar-jar-binks

Como no quiero realzar tampoco las partes malas de una cinta que, en general, me parece buena –no notable ni sobresaliente, pero sí buena- y que forma parte de mi vida desde que era un crío, voy a tratar de condensar todo y resumir, empezando por el factor más odiado de la película. Y es que todavía no entiendo a quién le pareció buena idea meter al personaje de Jar Jar Binks. Es un personaje secundario con bastante protagonismo dentro de lo que cabe y que lo único que hace es un… ¿intento? de hacer gracia cuando solo acaba siendo cansino y hace que el espectador rece porque muera en cada escena de la película. Al menos eso me pasa a mí cada vez que la veo, aunque ya he aprendido a ignorarlo, le hago el vacío como al típico compañero de clase pesado. Y soy más feliz.

Realmente, deberían haber descartado a este engendro y haber tratado más a personajes tan buenos como Darth Maul o Qui-Gon Jinn que, desgraciadamente, solo aparecen en esta cinta y, para colmo, Darth Maul está totalmente desaprovechado. Pasen los años que pasen, nunca estaré preparado para la escena de la muerte de Qui-Gon ni tampoco entenderé en qué momento decidieron descartar a un enemigo con tanto potencial como Darth Maul sin haberle dado apenas nada de protagonismo. Que tiene casi el mismo protagonismo que R2D2, por favor, y todos sabemos que en esta cinta R2D2 no hace prácticamente nada. Pero no, el público lo que quería son más escenas de Jar Jar Binks.

maxresdefault

Y pasado el “odio”, realmente no acabo de entender a aquellos seguidores de la saga que dejan que estos detalles le molesten hasta el punto de odiar la película. Creo que el conjunto es disfrutable, que aunque no tenga la mejor trama de la saga, es el inicio de lo que acabará siendo una aventura épica y con grandes personajes y que hay que ver esta película como una parte de algo mucho mayor y no centrarse en ella como un producto único porque entonces está claro que puede decepcionar. Personalmente, le tengo mucho cariño a esta cinta en concreto, fue la primera película de Star Wars que vi y, obviamente, la primera de la saga que vi en el cine y siempre recordaré con mucho afecto el haber ido con mi padre a verla, lo que disfruté con la carrera de vainas y lo impactado que me dejó la breve –pero intensa- lucha final contra Darth Maul. Así, cada vez que veo la cinta disfruto como un niño pequeño y solo puedo pensar en las miles de aventuras que esta me hizo imaginar cuando la vi por primera vez. La nostalgia gana a la objetividad en este caso, lo siento.

Resumiendo: considero que el odio hacia ella está injustificado. Después de todo, la película no deja de ser interesante. Muestra a un muy joven e inexperto Obi Wan, al pequeño Anakin Skywalker, cuando todavía era adorable y no iba por ahí tonteando con el lado oscuro, y nos enseña el comienzo de todo, dejando caer que hay algo en las sombras que desembocará en lo que todos sabemos. Quizás no sea la mejor de la saga, pero es el comienzo de algo mágico y que muchos recordamos con gran cariño. Es una aventura entretenida. Es el inicio de la historia de la familia Skywalker. Es el inicio de Star Wars.