Cuando China ganó a América

La globalización comercial que hay en este nuestro planeta no excluye a la industria del cine, especialmente si hablamos de las superproducciones de Hollywood. No es raro que muchas de las películas norteamericanas lleguen a todas partes del mundo, contribuyendo monetariamente a una taquilla internacional que cada vez es más importante ante el continuo desarrollo industrial de algunos países. Uno de esos países comercialmente emergentes en términos cinematográficos es China, cuyas recaudaciones son cada vez mayores y en muchas ocasiones pueden llegar a salvar el recorrido comercial de una peli o incluso en algunos casos, como los presentados a continuación, superar la recaudación conseguida en el país de origen.

Warcraft: El origen

eFI8z2M7ucZ2WWdbVcXAzc1RGK5

Entre todos los casos, el más curioso posiblemente sea uno de los más recientes. Warcraft: El origen (Warcraft, 2016) consiguió 156 millones de dólares en sus primeros cinco días en China para un total allí de $220M. Una cifra enorme que contrasta con los paupérrimos $47M que la película de Duncan Jones recaudó durante todo su recorrido en Estados Unidos. El resto del mundo ayudó un poco a la hora de evitar un descalabro absoluto con un total mundial de $433M, cifras que dejan muy en el aire la posibilidad de una secuela que seguramente nunca llegue teniendo en cuenta el poco movimiento que hay en las oficinas de Legendary Pictures.

Ahora me ves 2

60i3kjhzrds8vfg417wpfhagqlg

La primera entrega fue una sorpresa que llegó a la cartelera para convertirse en una buena dosis de entretenimiento refrescante durante el verano de hace ya tres años. La idea de hacer una secuela no me parecía mala, pero la ejecución no pudo ser peor. Como consecuencia, la recaudación de Ahora me ves 2 (Now You See Me 2, 2016) en EEUU cayó a la mitad, a unos meros $65M. Sin embargo, la maravillosa estrategia de situar buena parte del filme en Macao se transformó en $97M que vinieron desde el gigante asiático, salvando la taquilla mundial. De ahí que ya se esté preparando un spin-off chino para satisfacer a las audiencias locales.

Furious 7

ypyeMfKydpyuuTMdp36rMlkGDUL

Fast & Furious 6 (íd, 2013) recaudó $66M en China hace tres años. No sabemos qué pasó en esos dos años que pasaron entre la sexta y la séptima entrega, pero lo que sí pasó cuando se estrenó esta última es que los habitantes del país asiático fueron en manada al cine a verla, convirtiendo la historia automobilística de Vin Diesel y Paul Walker en la película americana más taquillera de la historia del país. En EEUU se recaudaron $353M, una cifra ya de por sí brutal que se ve superada por los $390M conseguidos en China. En el aire quedan cuestiones sobre si el fanbase creció exponencialmente con el tiempo o si el morbo por el fallecimiento de Paul Walker fue lo que atrajo a los asiáticos a las salas.

Kung Fu Panda 3

lL9SHNhC22VX7eJ0Qdky6vMTNWa

Cuando las películas americanas están ambientadas o tienen elementos de la cultura china, el público del aquél país responde. Hay unos cuantos ejemplos de ello, pero entre los más evidentes y comprensibles está el éxito de las entregas de Kung Fu Panda. Mientras la franquicia de Dreamworks cada vez atrae a menos gente a las salas, en China ha pasado lo contrario y gracias a los $154M recaudados Kung Fu Panda 3 (íd., 2016) ha conseguido, por poco, superar los $143M obtenidos en EEUU.

Dioses de Egipto

Lo de la nueva película de Alex Proyas, Dioses de Egipto (Gods of Egypt, 2016), era la crónica de un fracaso anunciado. Polémicas con el white-washing de personajes egipcios y trailers que mostraban lo horrorosa que era la propuesta hicieron que apenas $31M se recaudaran en EEUU. Ligeramente mejor fue en China, solo un 13% mejor para conseguir $35M, pero suficiente como para superar en el país asiático a títulos que han funcionado mejor que ella en Estados Unidos.

Terminator: Génesis

bIlYH4l2AyYvEysmS2AOfjO7Dn8

La saga Terminator, que tantas alegrías dio en sus primeras entregas dirigidas por James Cameron, está prácticamente muerta… en América, porque en China está más viva que nunca. Mientras la recaudación de la saga no ha parado de bajar últimamente, llegando hasta los $89M de Terminator: Génesis (Terminator: Genisys, 2015), en China la última entrega recaudó $113M, salvando así la taquilla mundial de la peli y abriendo la puerta a una nueva entrega pese a que aún no haya planes concretos para llevarla a cabo.

Transformers: La era de la extinción

knidgskrdhxvyptbvnzoow5tsg2

Ante la pobre calidad de las secuelas, la saga Transformers también ha visto cómo las recaudaciones domésticas en las últimas dos entregas han ido bajando cada vez más. Este patrón no se ha visto en la taquilla internacional, la cual ha ido en aumento y tiene a China como principal exponente de este efecto. Mientras Transformers: La era de la extinción (Transformers: Age of Extinction, 2014) llegó “solo” a $245M en América, en el país asiático los dólares recaudados ascendieron a $320M, una cifra que puede estar influenciada por la ambientación parcial del filme en Hong Kong.

Pacific Rim

oGnbZ50nrp5vEVrgPP5RgbqXkPu

Otra película que posiblemente se vio beneficiada por la ambientación en Hong Kong o la presencia de personajes de aquél país es Pacific Rim (íd., 2013). La cinta de mechas y kaijus gustó mucho, pero decepcionó en taquilla con solo $101M en EEUU. La taquilla internacional volvió a salvar la papeleta y buena parte de eso fue gracias a la recaudación china de $111M. Ahora toca esperar que los planes de secuela con John Boyega salgan bien y podamos disfrutar de más peleas épicas de robots contra monstruos en la gran pantalla.

Parque Jurásico 3D

u4F1Ib1CflQ3zxELDPSLfd5QqcI (1)

Este caso es algo tramposo, pero vale igualmente. Parque Jurásico (Jurassic Park, 1993) se estrenó cuando la industria comercial cinematográfica en China era muy pequeña, de ahí que cuando hace tres años esta se reestrenara aprovechando la conversión tridimensional en su vigésimo aniversario la recaudación en el país asiático, $55M, superara los $45M cosechados en América y que complementan los $357M ya recaudados en su día.

Unas cuantas pelis más decepcionaron en EEUU y más tarde consiguieron salvar la carrera comercial —bueno, algunas solo maquillaron el desastre— gracias a lo recaudado al otro lado del Pacífico.

  • Los mercenarios 3 (The Expendables 3, 2014) se vio afectada por la piratería y la calificación PG-13, ya que apenas consiguió $39M en Norteamérica ante los $72M obtenidos en el país asiático.
  • Siguiendo con el Chuache y Sly, Plan de Escape (Escape Plan, 2013) recaudó 15 millones más en China que en su país de orígen ($40M vs $25M).
  • Need for Speed (id., 2014) fracasó en el intentó de apelar al público de la saga Fast & Furious y en EEUU consiguió solo $43M, mientras que en China triunfó con $66M.
  • Point Break (íd., 2015) apenas consiguió recuperar su presupuesto con su recaudación mundial, pero los asiáticos fueron mucho más benévolos con ella ($39M) que los americanos ($29M)
  • La fortaleza (Brick Mansions, 2014) se llevó $20M de casa mientras que gracias al tirón de F&F y Paul Walker ha conseguido $27M en China.
  • El último cazador de brujas (The Last Witch Hunter, 2015) fue una decepción que recaudó exactamente lo mismo en ambos países: $27M.
  • Y en este caso no ganaron los chinos, pero X-Men: Apocalipsis (X-Men: Apocalypse, 2016) se ha salvado de la quema gracias a los $125M asiáticos (vs. $155M en USA) que contribuyen a un global total de $544M.

Estos casos demuestran dos cosas. La primera es que a los chinos les gustan mucho las películas de acción, de coches y de deportes extremos, además de sus estrellas (Arnold Schwarzenegger, Sylvester Stalone, Vin Diesel o Paul Walker). La segunda, lo que ya anunciamos antes, que es que los mercados internacionales, y especialmente el chino, cada vez están siendo más importantes a la hora de determinar el éxito comercial de un producto cinematográfico y que, curiosamente, el mismo producto puede fracasar estrepitosamente en un país y triunfar rotundamente en otro.

Comentarios