El año de Universal

Desde hace más de un centenar de años, el cine es considerado un arte, concretamente el séptimo. Las películas sirven como otra manera que tienen los artistas de expresarse y trasmitir sensaciones o conceptos, esta vez a través de un medio audiovisual. Pero el cine, igual que otros artes como la música, tiene otra vertiente más allá de la artística: la comercial. Algunas películas (cada vez más) dejan de servir únicamente como obras de arte para cumplir una función de entretenimiento y, además, crear un beneficio económico. Y muchos pensaréis, ¿por qué os hablo yo de esto? Pues porque la compañía Universal Pictures está teniendo un excelente año en taquilla, reventando casi todos los récords económicos.

Empezando con cifras, a día veintiséis de julio, Universal Pictures ha recaudado un total de $1.875 millones con tan solo trece películas, lo que representa una cuota de mercado del 28.4% respecto el total anual hasta el momento en USA. Pero lo más increíble de estas cifras es que, en poco más de seis meses, la Universal ha conseguido el mejor resultado anual de sus ciento tres años de historia. Además, es la distribuidora que más rápido ha llegado al billón de dólares, con tan solo 165 días. Y es que son tantos los éxitos que ha tenido este año, que su película más taquillera del 2014, Malditos vecinos (Neighbors, 2014) con $150 millones, seguramente acabaría el año en el sexto lugar o peor. ¿Cuál ha sido el secreto del éxito? Pues muy fácil. En plena fiebre de secuelas, adaptaciones y remakes, la Universal ha sabido aprovechar muy bien las franquicias y los derechos de los que dispone.

Universal Films

El ejemplo más claro es el de Jurassic World (íd., 2015), la cuarta entrega de la saga jurásica más famosa y que fue iniciada por el maestro Steven Spielberg en 1993. La franquicia ha resucitado obteniendo múltiples récords en taquilla, como el de mejor fin de semana de estreno (hasta que llegue Star Wars VII) con $208,8 millones, y con más de $600 millones actualmente se ha convertido en la tercera película más taquillera de la historia en América y del mundo (otra vez, hasta que llegue Star Wars VII), superando a los todopoderosos Vengadores de Marvel. Desde luego, todo un fenómeno que ha sabido jugar a la perfección con la nostalgia de aquellos jóvenes que quedaron fascinados con los dinosaurios de John Hammond.

Y pasamos de rugidos de dinosaurios a rugidos de motores para hablar de Fast & Furious 7 (Furious 7, 2015), la enésima entrega de la inagotable saga de coches y acción, que con $351 millones recaudados en USA y $1.500 millones en todo el mundo consigue los mejores números de una franquicia que cada vez se va superando más. Lo que no se sabe es si estos resultados se deben a la creciente espectacularidad de esta entrega o a la muerte de Paul Walker. Hagan sus apuestas.

Universal Minions

La tercera gran apuesta de la Universal es en forma ovalada y amarilla. Exacto, hablo de Los Minions (Minions, 2015), que en tres semanas ya lleva $262 millones y apunta a acabar recaudando alrededor de $350 millones, al nivel de Gru 2, mi villano favorito (Despicable Me 2, 2013). Una brutalidad. Pero aún quedan más éxitos, ya que Dando la nota: Aún más alto (Pitch Perfect 2, 2015) ha multiplicado por tres los resultados de su predecesora hasta conseguir más de $180 millones, la adaptación del polémico best-seller Cincuenta sombras de Grey (Fifty Shades of Grey, 2015) ha recaudado con $166 millones y la comedia de Amy Schumer Y de repente tú (Trainwreck, 2015) ha llegado a los $61 millones en su segundo finde con vistas a superar los $100 millones a la que aguante un poco en agosto. Por su parte, las muy rentables Eliminado (Unfriended, 2015) y Obsesión (The Boy Next Door, 2015) consiguen multiplicar por 32 y por nueve sus presupuestos de $1 millón y $4 millones respectivamente.

Aun así, la compañía no se salva de tener un par de decepciones bastante grandes, como la caída en la recaudación de Ted 2 (íd., 2015) que apenas superará los $80 millones después de que la original recaudara casi tres veces más, los paupérrimos $17 millones de El séptimo hijo (Seventh Son, 2015) ante un presupuesto de $95 millones (que recupera con el total internacional), o la nefasta recaudación de Blackhat: Amenaza en la red (Blackhat, 2015) con $7 millones ante un presupuesto de $70 millones. Por suerte estos fracasos quedan totalmente subsanados con todos los demás éxitos, y no son tan fuertes como los de R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal (RIPD, 2013) o La leyenda del samurái (47 Ronin, 2013).

Universal Sisters

Pero… aún quedan más de cinco meses. Exacto, cinco meses y medio en que Universal Pictures estrena diez películas más para superar el récord de $2.100 millones de Warner en 2009 y dejar el listón bien alto. No hay ninguna secuela más de sus rentables franquicias, pero sí destacan algunos estrenos como Everest (íd., 2015) con un reparto espectacular, la esperada Cumbre Escarlata (Crimson Peak, 2015) de Guillermo del Toro, el Steve Jobs (íd., 2015) de Aaron Sorkin y Danny Boyle o la comedia Hermanísimas (Sisters, 2015) del Team TinAmy (Tina Fey y Amy Poehler). Todas ellas tienen potencial para recaudar más de $80 millones y dejar un buen saco extra en las arcas de Comcast.

Y el año que viene nos esperan las adaptaciones de Warcraft (íd., 2016) y Monster High (íd., 2016), Malditos vecinos 2 (Neighbors 2, 2016), Mascotas (The Secret Life of Pets, 2016), El cazador (The Huntsman, 2016), La noche de las bestias 3 (The Purge 3, 2016), una nueva entrega de Bourne y una película supersecreta de los integrantes de The Lonely Island. Todas ellas pueden rascar un buen pellizco, pero dudo que entre todas logren superar la locura taquillera del 2015, al que podemos llamar “El año de Universal”.

Comentarios