13º Muestra Syfy | Poderes sobrenaturales y sociedades humanas

Nuestro último día en la Muestra Syfy de este año contiene dos películas que no podían ser más diferentes: una comedia firmada por Terry Jones con Simon Pegg de protagonista, y un drama del peculiar Ben Wheatley con Tom Hiddleston a la cabeza, que ya pudimos ver en San Sebastián. Os contamos qué tal.

absolutamente-todo-fotograma

Absolutamente todo

por Daniblacksmoke

Empezamos la última jornada de esta edición de la Muestra Syfy con Absolutamente todo (Absolutely Anything, 2015). Esta supone la vuelta de Terry Jones a la dirección, y con él se reúnen sus compañeros de Monty Python para dar voz a unos extraterrestres. Pero en esta ocasión el foco no va para el famoso grupo cómico sino para Simon Pegg, que protagoniza esta regular comedia. En ella, somos testigos de cómo los mencionados extraterrestres, para decidir si destruyen el planeta Tierra, eligen al azar a un terrícola para darle los poderes que tienen ellos y ver si elige emplearlos para el bien o para el mal. Este es el punto de partida, y la película da casi todo lo que podía dar desde mi punto de vista, poco margen tenía para hacer una gran película. Al fin y al cabo, no deja de ser un Como dios a la británica. Hay algún que otro gag destacable, y la película es bastante graciosa en según qué momentos, pero es una comedia de usar y tirar. Como curiosidad destaco que este es el último proyecto que va a estrenarse en el que Robin Williams participó. El papel del fallecido actor, igual que la propia película en sí, se limita a unos cuantos golpes de gracia efectivos pero se queda en la mera anécdota. No aporta nada, pero no hace daño a nadie. Comedia para echar un rato agradable sin pensar demasiado.

2016_11_high_rise

High-Rise

por Daniel Escaners

La proyección de High-Rise (íd., 2015) en esta edición de la Muestra Syfy era una buena excusa para revisionar la película de Ben Wheatley tras su paso por San Sebastián. Es una cinta que ha provocado amores y odios, y las reacciones a la salida de la sesión fueron de carácter apocalíptico: los comentarios apuntaban a una película aburrida, pretenciosa e insoportablemente larga. En mi caso, la experiencia fue aún más satisfactoria que en el primer visionado: High-Rise me parece un filme fascinante, que te conduce de forma inteligente por lo que está ocurriendo en ese edificio gracias a un buen guión, pero que sobre todo te atrapa por su fuerza y peculiaridad visual, además de un reparto estupendo en el que destaca un genial Tom Hiddleston. Es cierto, por otro lado, que en su segunda hora hay bastantes altibajos que, para mí, le impiden llegar a la absoluta maravilla, pero aún así no empaña la que es una cinta única y estupenda. Quizá si se dejara de vender como “Snowpiercer en un edificio”, pues con dicha película coincide en un par de puntos y poco más, la gente no recibiera High-Rise de una forma tan negativa, con tanta cara de sorpresa y desilusión. O quizá simplemente no es una película para todo el mundo.

Comentarios