Festival D’A 2016 | Más amor, más sexo y una pizca de sangre

El amor y el sexo, juntos o no, han sido dos de los temas más recurrentes en los filmes que he podido disfrutar durante la edición de este año del Festival Internacional de Cinema d’Autor de Barcelona. En este segundo y último artículo podréis encontrar propuestas que tratan la exploración adolescente de la sexualidad, las enfermedades venéreas, los amores platónicos o el matrimonio, aunque algún que otro proyecto también se abraza el género de terror a través de la figura del asesino en serie y una posesión.

john_from_joao_nicolau

JOHN FROM

Empezamos fuerte el artículo, y no porque John From (íd., 2016) sea una gran película, sino porque este filme es el digno merecedor del mi premio WTF del festival (aunque aviso que no he visto la de Guy Maddin). La peli gira alrededor de Rita (Julia Palha), una adolescente que sobrevive al verano portugués con su amiga hasta que empieza a tener un “crush” por su vecino fotógrafo. Así es como nuestra protagonista empieza a interesarse por la cultura de Melanesia (retratada en la exposición pictórica de su vecino) mientras nos adentramos en un mundo cada vez más exótico y tropicalmente surrealista en el que cuesta diferenciar lo real de lo imaginario. Joao Nicolau entra de lleno en las extrañas e imaginativas tierras de la adolescencia con este filme que se nutre de una anticuada pero vistosa fotografía, planos estáticos, movimientos de cámara milimétricamente calculados, una incesante reinteración de escenas y un peculiar sentido del humor para sorprender, fascinar y desconcertar al espectador.

Captura-de-pantalla-2015-06-16-11.05.09

POZOAMARGO

Y seguimos en la península Ibérica, ya que nos toca viajar a la localidad conquense de Pozoamargo (íd., 2016) que da título a esta película premiada en el Festival de Sevilla y cuyo pase tenía el aliciente de contar con la presencia del director Enrique Rivero y de la co-protagonista Natalia de Molina. Entrando ya en el filme nos encontramos con Jesús, un hombre que decide marcharse de la ciudad al campo, al ya mencionado Pozoamargo, para empezar una nueva vida tras enterarse de que padece una enfermedad venérea y que seguramente la ha contagiado a su mujer embarazada. La historia de Pozoamargo escapa de ser sobreexplicativa y mantiene un halo de misterio e incertidumbre que atrapa durante este duro y seco viaje de huida en busca de redención y segundas o terceras oportunidades. También tiene muchísimo mérito lo que Rivero consigue en el apartado interpretativo ya que la gran mayoría de actores no son profesionales, entre ellos el brillante Jesús Gallego dando vida al protagonista. Por último, la brutal fotografía de Gris Jordana nos brinda escenas bellísimas a la vez que es clave a la hora de darle el tono adecuado a cada uno de los segmentos que componen este largometraje, desde los apagados tonos pesimistas del prólogo al cálido y vivo color de la meseta castellana, pasando por el blanco y negro místico que hace acto de presencia durante los últimos compases. Una agradable sorpresa que se convierte en el mejor filme patrio de lo que llevamos de año.

mate-meporfavor002

MATE-ME POR FAVOR

Muchos de vosotros conoceréis mi amor por los slashers, ese subgénero de terror en que un grupo de personas, generalmente adolescentes, mueren a manos de un asesino en serie. Es por eso que no encontraréis raro que la siguiente película tenga la premisa que más atrae a un servidor de entre todas las que componen la programación del festival. Ambientada en Barra da Tijuca, Mate-me por favor (íd., 2016) nos muestra las vidas de un grupo de adolescentes durante una epidemia de asesinatos con chicas jóvenes como víctimas. Lo que podría ser una premisa pura y dura de cinta de terror Anita Rocha da Silveira la utiliza para desarrollar un drama psicológico sobre como los crímenes van afectando a los adolescentes de la zona, ese sector de la población que se encuentra en plena fase de descubrimiento, tanto personal como del mundo que le rodea. El filme se centra especialmente en Bia (Valentina Herszage), cuya íntima experiencia con la muerte da lugar a un aislamiento de su entorno a través de erráticos comportamientos y misteriosas escenas de carácter onírico. Mate-me mantiene bastante la tensión en los momentos más serios, pero de vez en cuando cambia radicalmente de tono cuando, haciendo una sátira a lo Spring Breakers (íd., 2012), intenta mostrar la superficialidad, indiferencia o insensibilidad con la que los jóvenes reaccionan a temas importantes. Para ello introduce exageradas escenas propias de una teen movie o un personaje que es la pura definición del “trospidismo religioso” y cuya canción sobre Jesús debería estar como mi tono del móvil.

banggang-h2015

BANG GANG (UNE HISTOIRE D’AMOUR MODERNE)

Otro aparente plato fuerte era la opera prima de Eva Husson, la cual llevaba meses en mi watchlist. En Bang Gang (une histoire d’amour moderne) (íd., 2016) presenciamos la explosión erótica de cinco adolescentes franceses, quienes acaban montando fiestas con el resto de sus amigos con tal de explorar su sexualidad y pasar un buen rato. Bang Gang podría haber sido una película muy notable si tenemos en cuenta el buen hacer de Eva Husson en la dirección, el tratamiento explícito que hace del sexo y lo que nos muestra en los dos primeros actos, ya que el filme podría haber funcionado como una apología de la libertad carnal. Sin embargo, esto se ve estropeado totalmente en el tercero, el cual viene cargado de moralina conservadora que contradice aquello que “presuntamente” se reivindicaba. Es posible que la cineasta buscara criticar el sexo irresponsable de algunos jóvenes, pero falla estrepitosamente al transmitir esa idea y parece como si acabara culpando al coito de los castigos que reciben los protagonistas, dando a entender en el desenlace de varios personajes que la sexualidad es algo que se debe reprimir. En definitiva, toda una decepción y una oportunidad perdida de tratar de forma muy natural un tema que en 2016 sigue siendo bastante tabú.

demon-2015-indie

DEMON

Mi D’A se cierra con una mirada puesta al pasado, concretamente a mi primera cobertura de un festival de cine: Sitges 2015. Entre las películas que dejé pasar se encuentra Demon (íd., 2015) del recientemente fallecido Marcin Wrona y que ganó el premio a Mejor Fotografía en el festival costero. Esta es una reinvención del mito judío del dybbuk, un espíritu que posee otras criaturas, ambientada en una boda y con un novio siendo poseído durante el banquete. La gris e inquietante atmósfera que impera en todo el filme, acompañado de condiciones meterorológicas adversas, se nota desde el paseo en excavadora de los créditos iniciales. Tras una breve introducción de personajes y alguna escena sobrenatural se nos lleva directo al casamiento y al posterior banquete, el cual cumple con lo típico en estos casos: incomodidad, humor, bailes… Por suerte, poco a poco va apareciendo la espiritualidad y es entonces cuando Demon llega a su punto álgido, ya que la posesión se combina con la locura nupcial dando divertidos resultados. Por desgracia, todo esto acaba diluyéndose cuando el humor se agota y la posesión no es tan potente ni tan terrorífica como se esperaba, además de sacar a la luz la alegoría detrás de todo: el entierro y ocultación de los crímenes del pasado de Polonia.

Con estos once filmes queda cerrada mi cobertura del D’A, un festival que ha abierto mi mente a ver más cine de autor de otros países y me ha enseñado que hay que intentar huir de las butacas del CCCB. Para terminar quiero mostraros el que sería mi ranking de los diez mejores filmes del festival (lo siento Bang Gang) y a quién daría unos inventados premios del certamen.

2016-05-04 (3)

  • Mejor película: Chevalier
  • Mejor dirección: Enrique Rivero (Pozoamargo)
  • Mejor actor (ex-aequo): Ralph Fiennes (Cegados por el sol) y Jesús Gallego (Pozoamargo)
  • Mejor actriz: Júlia Palha (John From)
  • Mejor guión: Athina Rachel Tsongari & Efthymis Filippou (Chevalier)
  • Mejor fotografía: Gris Jordana (Pozoamargo)
  • Película WTF: John From
  • Peor película: Bang Gang (une histoire d’amour moderne)

Comentarios