Festival de San Sebastián 2015 | Día 3

Amanecía el tercer día en San Sebastián y nosotros, entre bostezos, nos calzábamos el equipaje para acudir a una nueva ronda de películas. Esta vez el menú era aun más variado: desde dramedias francesas a dramas japoneses, pasando por la nueva locura de Charlie Kaufman. Esto es lo que nos han parecido.

21-nights-with-patti-01

21 NUITS AVEC PATTIE / 21 NIGHTS WITH PATTIE

por Daniel Escaners

21 nights with Pattie (21 nuits avec Pattie, 2015) arranca como una dramedia francesa que nos narra el regreso de la hija de una recién fallecida, encontrándose de lleno con el pasado de una persona que realmente no llegó a conocer. Mezclando un transfondo dramático con unas conversaciones a menudo cómicas, por absurdas o incómodas, la película del dúo formado por los realizadores Jean-Marie Larrieu y Arnaud Larrieu va alzando poco a poco sus pretensiones y reflexiones hasta que, a mitad del metraje, se les va de las manos. Lo que antes se sentía incómodo se convierte en reiterativo, y varias escenas protagonizadas por el personaje principal (muy bien interpretado por Isabelle Carré) provocan desconcierto y una lamentable falta de tono. 21 nights with Pattie es una película que no sabe muy bien qué contar ni cómo hacerlo, tropezando con sus propias intenciones y cayendo al suelo a mitad de trayecto.

sparrows--575x323

SPARROWS

por Daniel Escaners

Una mudanza obligada despliega el que es el punto de partida de Sparrows (íd., 2015): la inserción en una comunidad que no se siente propia, cuyas experiencias brindadas provocan en el adolescente una conversión hacia el mundo adulto. Rúnar Rúnarsson narra con un estilo sobrio y claro la cotidianidad del personaje central, al mismo tiempo que lo coloca en situaciones radicales y, algunas, bastante turbias. Es una película bien realizada, con una interesante interpretación por parte de Atli Óskar Fjalarsson y que consigue resumir en su último plano la esencia de todo el relato; por ello resulta una pena que durante el viaje no sepamos muy bien a dónde agarrarnos, convirtiendo la incomodidad y el sufrimiento de algunos momentos en secuencias que se visionan con frialdad. Sin desgana, cierto, pero con una notable distancia emocional.

Our Little Sister_UmimachiDiary_Still-0-2000-0-1125-crop

OUR LITTLE SISTER

por Daniblacksmoke

La nueva obra de Hirokazu Koreeda no reinventa nada pero su estilo y sus formas hacen de Our Little Sister (Umimachi Diary, 2015) un filme de una calidad indiscutible. La historia de estas hermanas que viven solas en casa es un retrato de la cotidianidad familiar japonesa. Este retrato se hace excesivamente largo -e incluso alguien diría aburrido- para lo “poco” que tiene que contar, aún así se agradece un drama tan agradable en un festival lleno de películas intensas. Puede pecar de naíf en escenas donde otro hubiera indagado más en la herida y a veces da la sensación que de haberse ido por otros derroteros en esta historia podría haber dado más de sí, pero me resulta efectiva tal y como Koreeda la ha concebido. Tiene todos los elementos propios de este tipo de cine japonés: lento, intimista y sin artificios. La personalidad de cada una de las hermanas y el juego que se le da a la relación que hay entre ellas es lo mejor de la cinta (La hermana más pequeña y la mayor son la clave). Una película moderadamente emotiva, sincera y bonita que a pesar de no tener un claro conflicto dramático -es como ser testigos de la vida diaria de los personajes- se hace tuya y no puedes evitar tener una sonrisa en la cara las dos horas que dura.

anomalisa

ANOMALISA

por Daniblacksmoke

El respeto y amor que proceso hacia la obra de Charlie Kaufman viene de lejos, más concretamente desde que escribió el libreto de Cómo ser John Malkovich (Being John Malkovich, 1999), pero especialmente por escribir el guión de una mis películas favoritas de los 2000: ¡Olvídate de mí! (Eternal Sunshine of the Spotless Mind, 2004). Para su segundo largometraje como director el hype era intenso en mí (algo así como la fuerza pero sin midiclorianos). Las expectativas eran altas pero Kaufman ha sabido transformarlas en un aplauso moderado al finalizar la proyección del pase al que asistí. Como ya se preveía, el guión de Anomalisa (íd., 2015) está por encima de la dirección -siendo esta bastante acertada- y no le afecta en absoluto. Eso sí, no es tan compleja narrativamente como Synecdoche, New York (íd., 2008) aunque sí reflexiona sobre temas profundos de un modo que solo podría firmar Kaufman. La marginación del individuo como entidad propia dentro de nuestra sociedad actual y el mismo existencialismo son el pilar central de uno de los filmes más queridos de lo que llevamos de festival. El reparto, a pesar de ser bastante reducido está sabiamente escogido con un David Thewlis protagonista con acentazo británico, Jennifer Jason Leigh como la tímida Lisa y el raro de Tom Noonan haciendo del resto. Ah, sí, es una película de animación. 

fp_633292_7919

LE NOUVEAU / THE NEW KID

por Daniblacksmoke

No está de más volver a repetir eso de que las comedias en el festival de San Sebastián son como regalos caídos del cielo. Y yo, que no sabía a que me enfrentaba exactamante con Le nouveau lo he recogido con los brazos abiertos. La ópera prima de Rudi Rosenberg cuenta como Benoit, un chico que se muda a Paris es el nuevo en una clase de secundaria y sufre un aislamiento por parte de todo el instituto. Me ha sorprendido lo buen rollera que es y lo tierno y divertido que resulta todo.  El plato fuerte reside en Joshua, un personajazo interpretado magníficamente por Joshua Raccah (casi todos los papeles de los niños son interpretados por actores que debutan aquí) y al que le van dedicadas gran parte de las carcajadas. Pocas películas reflejan tan bien lo que se vive en una clase de esa edad (trece/catorce años). Hablando de esto, lo mejor que puedo decir de Le nouveau es que tiene cierto parecido con una de las obras maestras del coming-of-age: Las ventajas de ser un marginado (The Perks of Being a Wallflower, 2012) cambiando la edad de los protagonistas y que es francesa, claro. Sobre esto último no me extraña que el año que viene nos llegue a España como “la comedia francesa de la temporada” o “la comedia francesa más taquillera de lo que sea”, al menos así lo espero.

amama_foto610x342

AMAMA

por Daniel Escaners

El grito de “¡Poeta!” que se ha escuchado al final de la proyección de Amama (íd., 2015) me ha llevado a la reflexión de que una poesía, por muy bonita que sea, nunca te calará si no cuenta algo que te interese, emocione o llame de alguna que otra manera. La nueva película de Asier Altuna Iza, que a los cinco minutos se estaba comparando con Loreak (íd., 2014) más por su papel de “película vasca relevante” que por trama, tiene un problema similar al que le encuentro a The Assassin (salvando las evidentes distancias): la realización está muy por encima de lo que se está contando. Tanto la fotografía, con momentos de pura belleza, como el pulso narrativo son muy destacables, pero me encuentro distante ante la historia que, tocando temas interesantes como el cambio generacional o la independencia, me deja indiferente, quizá porque sus ideas se agotan a mitad de camino, quizá porque sus personajes necesitaban más desarrollo para resultar más humanos, más empáticos. Otra de esas cintas que se suman a la de momento extensa lista de películas vistas en el festival que me gustan pero no entusiasman.

Comentarios