Festival de San Sebastián 2015 | Día 4

Cuarto día en San Sebastián y esta vez tenemos un horario más relajado, con menos películas y un amplio tiempo para descansar (sobre todo mentalmente). Tres dramas, un documental y muchas caras conocidas; que suba el telón.

evanoduerme

EVA NO DUERME

por Daniel Escaners

Eva no duerme (íd., 2015) empieza intensa, prometedora, con una primera secuencia y unos créditos que incluso pueden llegar a recordar a La naranja mecánica (A Clockwork Orange, 1971), con la que más allá de eso no tiene nada que ver. Pablo Agüero apuesta por narrar la historia en pequeños fragmentos protagonizados por diferentes personajes, aunque todos relacionados de alguna manera con el cadáver de Eva Perón. Estéticamente es una cinta muy poderosa, con una fotografía oscura que engloba una narración que apuesta a menudo por largos planos secuencia, apoyándose en unos actores bastante correctos (entre los que se encuentran Imanol Arias y Gael García Bernal). Por ello es una pena que lo formal sirva tan poco ante una historia que, siendo relativamente estimulante, me adormece por segundos: el ritmo es terrible, la estructura es reiterativa y distraída, y el empaque visual, más allá de la interesante fotografía, huele a cartón piedra. Es una pena que una propuesta tan diferente sobre el papel se haya convertido una vez llevada a la pantalla en un ejercicio de pretensiones artísticas que apenas sobrevive por pequeños y puntuales destellos.

Francois Truffaut and Alfred Hitchcock

HITCHCOCK/TRUFFAUT

por Daniel Escaners

Le tenía ganas a Hitchcock/Truffaut (íd., 2015) por la curiosidad de ver cómo habían plasmado en un documental el famoso libro-entrevista escrito por el director francés. De primeras sabía que más allá de su resultado artístico, iba a ser una hora y media interesante debido al material con el que estaba jugando Kent Jones. El resultado ha sido más o menos el esperado: Hitchcock/Truffaut es un documental muy básico e incluso soso que apenas corre riesgos en su narración, pero funciona de principio a final porque hablar sobre la figura de Hitchcock y su obra es tremendamente estimulante. Grandes realizadores como Martin Scorsese, David Fincher o Richard Linklater hablan sobre el estilo, las manías y la esencia de las películas creadas por el genio británico, centrándose especialmente en los entresijos de por qué Vértigo (Vertigo, 1958) es lo que es y por qué Psicosis (Psycho, 1960) supuso lo que supuso. Un documental que “por donde pasa no mancha, por donde pasa no limpia”, pero que se disfruta por su contenido. Lo esperado.

High-Rise-620x348

HIGH-RISE

por Daniblacksmoke

No estábamos preparados para algo como High-Rise (íd, 2015), al menos no nos lo podíamos esperar. Las pocas imágenes promocionales que había visto de ella se limitaban a mostrar a Tom Hiddleston en un ascensor rodeado de espejos. Y claro, ahí no puedes predecir la locura que va a imperar en la nueva película de Ben Wheatley. El concepto base del “mundo” de High-Rise me recordó sumamente a Rompenieves (Snowpiercer, 2013), donde en un gran rascacielos convive la clase media con la clase alta -en la de Joon-ho existía también una clase baja extrema-, aunque eso de convivir es relativo pues el edificio está ordenado jerárquicamente siendo los pisos más inferiores donde residen los menos adinerados y en los más cercanos al ático donde se encuentra la elite. Antes de terminar la primera hora de película el nivel era exquisito, la calidad te tenía enganchado; pero luego se enreda en su propia locura y recurre a la reiteración para marcarla lo que le hace parecer el doble de larga de lo que realmente es. Veo en la cinta una de las más originales formas de tratar, mediante la ficción, la actual crisis. Wheatley muestra que pasaría si la clase media se rebelara y tomara las armas junto a la desesperación de los poderosos por intentar que su elaborada sociedad no se desmorone. Cuenta con un reparto bastante interesante, algunos histriónicos como Luke Evans y otros acomodados en el papel que hace siempre (Jeremy Irons). Al final del día lo que importa es el protagonista y así es, Hiddleston es el mejor de la función.

1280x720-KfX

EL DESCONOCIDO

por Daniblacksmoke

Una grata sorpresa. El desconocido (2015) es un intenso thriller, que a pesar de haber visto ya en otras tantas cintas del género (su trama no es muy original), está rodada con una fuerza poco habitual ya no digamos en el cine patrio que se lleva haciendo en los últimos años, sino en una ópera prima. Dani de la Torre firma su primer largometraje con tal destreza técnica que salva de la quema a sus patinazos argumentales y clichés típicos de este tipo de thrillers. Luis Tosar, uno de los mejores actores españoles en activo, demuestra una vez más por que lo es. Si de High-Rise decía que veía que era una forma original de abordar la actual crisis a través de la ficción, en El desconocido esta es precisamente el contexto que propulsa la historia (el protagonista es ejecutivo de banca y me callo por spoilers). Pertenece a ese subgénero que es el de quedarse encerrado en sitios durante toda la película como Buried (íd., 2010), Última llamada (Phone Booth, 2002) o Locke (íd., 2013), de hecho se podría decir que es una mezcla entre estas dos últimas. Entretenida y solvente, a pesar de que a veces haya que entrar mucho en su juego para que no te chirríe.

Comentarios