Festival de Sitges 2015 | Día 9 y conclusiones

Desgraciadamente, el Festival de Sitges llegó a su fin. Tras un total de nueve días y más de veinte películas, toca echar el cierre al festival y a la cobertura que desde La pantalla invisible he ido realizando. Para el último artículo, el más largo, os dejo la review de las últimas seis películas y unas palabras de resumen y cierre del festival. Empieza aquí, la despedida a Sitges 2015.

5C5TDxhWTo3G6cCC2UtGvglftwq

FEBRUARY

El día de clausura empezó con un film que me llamó la atención por las actrices protagonistas, Kiernan Shipka y Emma Roberts, y otra vez tengo que decir que me equivoque al elegirla, como ya pasara con Vulcania (íd., 2015) el fin de semana pasado. February (íd., 2015), es el debut detrás de las cámaras de Oz Perkins, el hijo de Anthony Perkins (nuestro querido Norman Bates), y en ella se nos presenta a tres chicas, las cuales están aparentemente conectadas por unos siniestros sucesos. Con un desarollo bastante lento, February te va soltando poco a poco las piezas de este misterioso puzzle, con escenas que van intercalando las acciones de las tres protagonistas. Más tarde vuelve atrás para dar respuesta a todas las preguntas planteadas, atando cabos y dando la información que ocultaba en ciertas escenas. Pero lo peor llega al final, ya que para su desenlace recurre a uno de los subgéneros de terror por los que menos predilección siento. Aún así tengo que reconocer que pese no haber conectado nada tiene una atmósfera nevada bastante tenebrosa y unas ideas de estructura narrativa peculiares que no están del todo mal.

126dab2316cdc1c6535a911d6c6fb089

HIGH-RISE

Otro de los films que han pasado de San Sebastián a Sitges es High-Rise (íd., 2015), la nueva película del británico Ben Wheatley y que gira alrededor de un peculiar rascacielos en él que habita el Dr. Robert Laing (Tom Hiddleston), quien presenciará ruptura del equilibrio y la decadencia del edificio. Este rascacielos, que tiene su propia división interna entre clases bajas (primeras plantas) y altas (plantas más elevadas), acaba sirviendo como un símil festivo, extravagante y a menor escala de la estructura de la sociedad y su división en clases sociales. Y hablando de divisiones, incluso la propia peli también tiene una cierta división que también podría considerarse parte del símil, ya que lo que empieza siendo una locura ultrarretro con pomposa elegancia y toques surrealistas (clases altas) acaba derivando en una sucia locura totalmente anarquista (clases bajas). Una película que acierta tanto en forma como en fondo a la hora de dar una nueva rueda de tuerca a la eterna lucha de clases.

schneider_vs._bax_20000285_st_6_s-high

SCHNEIDER VS BAX

Alex van Warmerdam ganó con Borgman (íd., 2013) el premio a Mejor Película en Sitges 2013. Este año ha vuelto a participar con Schneider vs Bax (íd., 2015), aunque la suerte no ha estado de su lado. Schneider es un asesino a sueldo que recibe el encargo de matar al solitario escritor Ramon Bax. Lo que parecía un trabajo sencillo se complica cada vez más cuando la familia del objetivo aparece para dificultar las cosas. Pese a que esperara un poco más de ella, Schneider vs Bax es una entretenida comedia que sufre el mal de tener menos risas de las esperadas. En general se plantea como una comedia de enredos, imprevistos y errores, pero tiene momentos de humor negro realmente divertidos, especialmente durante un tramo que resulta bastante loco y movido. Otro mal de esta peli es como las lineas paralelas de historia acaban siendo irregulares, ya que las escenas de Bax son bastante mejores que las de Schneider.

esper1

THE VIRGIN PSYCHICS

Y tras tres películas llegó el turno de otras tres, pero esta vez dentro del maratón “La nit + freak” (La noche + freak). Tras un corto protagonizado por Roddy Piper, el maratón empezó con The Virgin Psychics (Eiga: minna! Esupâ da yo!, 2015), una de las tres idas de olla de Sion Sono en este festival. Yoshio y otros virgenes de Toyohashi consiguen poderes sobrenaturales en una comedia romanticosexual como solo los japoneses saben hacer. La película empieza siendo bastante divertida, con los toques exagerados del humor japonés y algunos chistes gráficos propios del manga o el anime. Sin embargo, a medida que avanza se vuelve demasiado repetitiva alrededor de los chistes de tetas, braguitas blancas y erecciones instantaneas, convirtiéndose en la película más molesta del festival con diferencia. Tampoco ayuda el hecho de que dure dos malditas horas. Una horrorosa chorrada pervertida que solo se salva de recibir un cero por Toyocky, la genialérrima mascota de la ciudad donde está ambientada.

unnamed-1-620x400

DEATHGASM

La segunda parada del maratón fue un film que tenía muchas ganas de ver y la verdad es que no ha decepcionado en absoluto.  Se trata de Deathgasm (íd., 2015), película en que el joven Brodie, junto a su banda, toca una melodía infernal con el objetivo de obtener poder contra aquellos a quien odia. Sin embargo, lo único que consigue es desatar un apocalipsis demoníaco que él y sus amigos deberán evitar. El resultado de esta combinación de comedia de instituto, metal y demonios es una película muy gamberra, sangrienta y divertida. Vamos, todo lo que se puede esperar de Sitges. Esta es posiblemente una de las películas más gore que he visto, ya que si algo destaca de Deathgasm son los infinitos efectos prácticos usados para las mutaciones, deformaciones, desmembramientos y demás variaciones corporales, además del tremendo número de litros de hemoglobina que acaba saliendo disparado de los cuerpos demoníacos. Todo esto al ritmo de heavy metal, algo que hará las delicias de aquellos que amen este estilo musical.

dh_poster_hel1

DYKE HARD

El maratón freak y el festival acabaron con la película más rara que he visto en mi vida: Dyke Hard (íd., 2015). Un film en que un grupo punk de lesbianas deberá llegar en tres días a una batalla de bandas. Ante esta premisa te podrías esperar una peli normal, menos por el hecho de que la directora Bitte Andersson coge todos los géneros habidos y por haber para crear una obra totalmente random. Cyborgs, ninjas, motoristas y fantasmas son algunas de las cosas que te puedes encontrar en esta película extremadamente bizarra, cutre, sobreactuada y autoconsciente. Tampoco hay que olvidarse de las abundantes y pegadizas canciones, tan absurdas como el resto del film. Pero lo mejor de todo es que te llegas a reír. De hecho, podría decir que el inclasificable tramo de la prisión está entre lo más divertido que he visto en toda la semana. Una pena que no mantenga el nivel constante durante todo el metraje, ya que sería el título de culto definitivo dentro de su universo de serie Z. En definitiva, Dyke Hard es la película perfecta para ver con amigos en una sala llena de freaks buscando pelis raras y con algo de alcohol en vena.

CONCLUSIONES

Pese a vivir relativamente cerca de Sitges (a 30-40 minutos en tren), nunca me había acercado al Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña. Este año ha sido el primero y tengo que decir que estoy encantado con la experiencia. El ambiente festivo que rodea el pueblo costero durante los diez días que dura el festival es muy especial. Además, el cine de género me suele gustar mucho, así que este festival es ideal para mi. Tan ideal es que no he podido evitar acercarme cada día a Sitges para disfrutar de pelis que tenía muchísimas ganas de ver.

Screen-Shot-2015-06-18-at-10.39.55-AM

En general se podría decir que he tenido mucha suerte o buen ojo a la hora de elegir qué pelis ver en este festival. Aunque puede que esta cuadragésimo cuarta  edición haya sido muy buena en cuanto a calidad. De un total de veinticinco pelis vistas por un servidor, todas están aprobadas menos tres, diecisiete films tienen como mínimo un siete, y siete películas tienen un ocho. En cuanto al orden, aquí tenéis las que considero son las diez mejores películas del Festival de Sitges 2015 y cuyo número uno tenía claro antes de empezar que me iba a gustar muchísimo.

  1. Las últimas supervivientes
  2. Zoom
  3. The Invitation
  4. Endorphine
  5. Anomalisa
  6. Green Room
  7. High-Rise
  8. Deathgasm
  9. Tangerine
  10. Summer Camp

Pero como no todo son alegrías, aquí tenéis el ranking de las peores películas vistas en Sitges este año (de muy mala a poco buena).

  1. The Virgin Psychics
  2. Vulcania
  3. February
  4. The Assassin
  5. Partisan

Y hasta aquí llega mi cobertura. Espero que os haya gustado seguir mi andadura por el Festival de Sitges lo mismo que me ha gustado a mí escribir todos estos artículos, igual que espero poder repetirla el año que viene.

Comentarios