Locas canciones de una loca ex-novia — Vol. 1

Cuando escribí sobre la primera temporada de Crazy Ex-Girlfriend prometí dedicar un artículo a uno de sus mayores aciertos: las canciones, las cuales son una continuación de lo que Rachel Bloom hacía en su canal de YouTube desde hace años. Y es que no solo son piezas musicalmente competentes que parodian diferentes estilos, sino que además son muy divertidas y en numerosas ocasiones relevantes para la trama, además de funcionar a la perfección para expresar algunas ideas de la serie y los sentimientos de los personajes. Debajo de estas líneas encontraréis las canciones que más me han gustado de esta primera temporada de la serie.

WEST COVINA

Básicamente es el himno de la serie. Buena parte de la canción aparece en el trailer y fue lo que me conquistó a mí y a muchos en los Upfronts de hace ya un año. En ella vemos todas las maravillosas virtudes de West Covina —Califoooorniaaaa—, motivos suficientes como para que Rebecca se vaya allí a vivir. Además está solo a dos horas de la playa (o cuatro si hay tráfico).

THE SEXY GETTING READY SONG

La otra canción que aparece en el piloto, introducida para acabar de llenar el episodio, dejó claras las ideas feministas que desde el principio quería mostrar la serie. Así es como acabamos con una sensual Rebecca embutida en una faja mientras se prepara para ir a una fiesta. Ojito a la intervención del rapero, quien pone la guinda perfecta a esta canción con gran mensaje.

GROUP HANG

Rebecca quedó a solas con Josh Chan. Lo que sucedió a continuación te sorprenderá. Rebecca acaba vestida de Shakira delante de un croma mientras los amigos de Josh destruyen el —poco— romance y la cultura culinaria mexicana. Todo eso en dos minutos. Además hace que te entre mucha hambre y quieras comerte un plato de nachos tan grande como el que aparece nada más empezar el vídeo.

TEXTMERGENCY

Cuando Rebecca le manda un mensaje que no debería a Josh, se activa la alerta roja. ¡Es una Textmergency! ¡O un Textastrophe! ¡O un Messagepocalypse! Bueno, como quiera que se llame, pero esta canción es todo un temazo rockero interpretado por los invitados Greg Burke, Briga Heelan y Ester Dean —de Pitch Perfect—.

I HAVE FRIENDS

Posiblemente es la canción que más haya escuchado en bucle de todas las que han sonado en la serie. Una melodía de ritmo casi infantil para mostrar todos los “friend friend friendly friends” que Rebecca tiene en la actualidad y tuvo durante su época escolar.

OH MY GOD I THINK I LIKE YOU

Que Crazy Ex-Girlfriend trata del triángulo amoroso entre Rebecca, Josh y Greg no es ningún misterio. En medio de toda esta trama, hay un momento en que nuestra protagonista, sin querer, empieza a sentir mariposillas en el estómago por Greg, algo que expresa con voz aguda y melodía pop en ‘Oh My God I Think I Like You’.

I COULD IF I WANTED TO

Posiblemente la mejor forma de describir el nihilismo y la arrogancia que caracterizan a Greg Serrano es este tema donde explica mirando a cámara esas cosas que podría hacer si quisiera pero que no le importan lo más mínimo. Una canción bastante narrada y con base de rock indie que es perfecta para imitarla en esos momentos en los que vas caminando por la calle con los auriculares y la música a tope.

DREAM GHOST

Esta canción, además de traernos a Mercedes de Glee (Amber Riley), es de esas canciones independientes que no tienen nada que ver con la trama general de la serie y que funcionan muy bien como un simple gag musical. En este caso se juega ingeniosamente con el recurso narrativo del “fantasma del sueño”. ¿No sabéis a qué me refiero? Pues dejo que estas tres os lo expliquen.

CALIFORNIA CHRISTMASTIME

Mi amor por los villancicos es casi inexistente, pero el giro de tuerca que esta serie le da a las típicas canciones tan cantadas durante estas fechas tan señaladas ha hecho que mi opinión esté dispuesta a cambiar. Además, la descripción que hace de las soleadas navidades californianas ha conseguido que me plantee irme de vacaciones a West Covina en pleno diciembre.

MENCIONES ESPECIALES

maxresdefault (2)

Las anteriormente presentadas son mis canciones favoritas de la primera temporada, pero aún quedan unas cuantas que, sin ser tan especiales para mí, también me gustan mucho:

  • Crazy Ex-Girlfriend Theme: Sí, es muy tópico incluir el tema principal en la lista de canciones, pero es que es imposible no cantarla cada vez que empieza un nuevo episodio de la serie.
  • Heavy Boobs: Canción dedicada a uno de los atributos más marcados de Rachel Bloom y que parece traerle más problemas e incomodidad que estéticos beneficios.
  • Having a Few People Over: Un tema perfecto para montarte una fiesta en casa como la que monta Darryl. Ya están tardando en ponerla en discotecas de todo el mundo.
  • Cold Shower; CRACK! CRACK! CRACK! CRACK! CRACK! CRACK! CRACK! CRACK! CRACK! CRACK! CRACK! CRACK! CRACK! CRACK! CRACK! CRACK! CRACK!
  • Flooded with Justice: Una buena parodia de Les Miserables construida a partir del juicio por el problema de suministro de agua que hay en unos apartamentos de West Covina y en el que se centra la canción anterior.
  • Feelin’ Kinda Naughty: ¿Queréis saber qué le haría Rebecca a la novia de Josh, Valencia? Ella te lo canta y ya te digo que no hay mucha “cutesy stuff”.
  • Sex with a Stranger: Todos los miedos que podrían aparecer durante un “one night stand” están resumidos en esta canción. Aunque por el baile de Rebecca en spandex ya merece la pena.
  • Getting Bi’: Cierro el artículo con una canción que no se me ha pegado tanto como todas las anteriores, pero que considero importante por el mensaje que transmite. Escúchala solo si quieres saber la orientación sexual de uno de los personajes.

Comentarios