Doctor Who: Capaldi Unchained

Puede contener algún que otro SPOILER de la última (la novena) temporada de la serie.

Me siento raro, no sé si yo estoy cambiando o es la serie quien lo está haciendo. Este año no estoy especialmente contento con Doctor Who, ha sido para mí una de las decepciones de la temporada. No ha estado al nivel exigido aunque no ha dejado de ser en esencia la serie de la que me enamoré hace unos cuantos años. Sí, hemos tenido momentos para enmarcar en está novena temporada pero haciendo un balance de todos los capítulos que hemos podido ver, el resultado es irregular.

Olvidemos un poco mi decepción personal —que puede que parezca más de lo que realmente es— y pongámonos un poco en contexto. Terminaba la anterior temporada creyéndonos todos los whovians que Clara ya no volvería, que el especial de navidad servía de despedida de la chica imposible. Pero la BBC confirmó que no, que Jenna Coleman seguiría en la serie, aunque —ahora sí— después de esta temporada se iría para siempre. Steven Moffat se enfrentaba a un año difícil como showrunner, sobre todo de cara a las audiencias (que no han acompañado muy bien en esta temporada) ya que este año ni ha habido un cambio de companion, ni una nueva regeneración, ni un especial de aniversario o cualquier cosa con la que conseguir nuevos adeptos a la serie más longeva de ciencia ficción. Esta temporada tenía que ser Doctor Who puro: aventuras, emoción y viajar por el espacio-tiempo sin más. Y no podemos negar que algo de eso ha habido, ¿pero estas aventuras han estado a la altura? Yo creo que no, salvándose un par de capítulos. En cualquier caso hay un factor que sí ha sido positivo en todos los capítulos esta temporada.

doctorguitar-590x900

Sí, ese factor es Peter Capaldi. Al actor escocés le ha sentado de maravilla el cambio de temporada, aunque quizás algo de culpa también tenga Moffat que ha decidido definitivamente como es la personalidad de este Doctor. Capaldi está brutal, totalmente desatado. Me atrevo a decir que es la regeneración más badass que hemos tenido en la serie. Aplaudo mucho la decisión de dejar de lado por una vez el destornillador sónico —aunque sea solo por esta tanda de capítulos— y traspasar su función a unas gafas de sol, que junto a la guitarra eléctrica han sido las dos iconos del Doctor de esta novena temporada. La entrada en tanque con el citado instrumento es una de las mejores apariciones del personaje en toda la serie moderna, al menos la más hilarante. Con Clara han decidido dejar a un lado su vida cotidiana para centrarse casi en exclusiva de mostrar lo vivido con  nuestro señor del tiempo favorito. Y apenas ha evolucionado como personaje, no tiene nada que aportar ya, aunque su compañía se agradece. En cuanto a otros personajes, podemos destacar la celebrada reaparición de Davros o la vuelta de entre los muertos de la alocada Missy pero el personaje revelación de esta temporada ha sido Ashildr, interpretada por Maisie Williams (Arya Stark, sí). Un nuevo personaje en el universo whovian que en un principio todos creíamos que iba a ser un personaje episódico más pero que ha resultado ser uno de los más importantes en esta temporada.

Si el año pasado me quedaba con Listen como el gran capítulo de la octava temporada, el de esta sería Heaven Sent. Un capítulo a los que a muchos se les ha llenado la boca comparándolo con el de la mosca de Breaking Bad. A pesar de que algo de eso tiene —sirve para hacer introspección del protagonista—, es un capítulo “muy Doctor Who” con la peculiaridad de que el único personaje que aparece, a excepción de cierta criatura, es el propio Doctor. Nada de companions ni grandes villanos. La primera mitad de Heaven Sent me recordó bastante, en su premisa, a It Follows (íd., 2015). Mientras que la segunda mitad claramente está inspirada en historias como Atrapado en el tiempo (Groundhog Day, 1993) o Al filo del mañana (Edge of Tomorrow, 2014). En esta temporada Moffat se ha intentado acercar a la serie clásica estructurando casi la temporada entera en arcos argumentales de más de un capítulo. De estos arcos me quedo sin duda con el acontecido entre Under the Lake y Before the Flood; el primero es el típico capítulo en el que están atrapados con un grupo en una base amenazada por un monstruo, el segundo es más timey wimey. De lo más tedioso de esta temporada para mí ha sido el arco de los Zygons, aunque en él hayamos podido ver otro registro interpretativo de Jenna Coleman.

4281

Precisamente esta ha sido una de mis quejas principales con esta temporada, que es demasiado irregular. Tiene algunos destellos de grandeza, y cuando la serie parece que va a volver a ponerse en una calidad notable, viene una tanda de capítulos que no me pueden interesar menos. He echado en falta más épica de verdad, algo que tan bien se hizo en las etapas de Tennant y sobre todo en la de Smith. Y ya que siempre vamos a tener —al menos hasta que se vaya Moffat, si es que se va algún día— una trama de fondo que englobe la temporada, que sea mejor. La anterior estuvo bien, enseñando poco a poco a Missy hasta que se nos reveló su identidad. Aquí es el “Confession Dial”, el testamento y última voluntad del Doctor que aunque desemboca en mi capítulo favorito de la temporada no es tan atrayente durante el resto de capítulos anteriores. El drama de Clara me ha cansado, no hubiera puesto pega alguna tras el emotivo final del personaje en Face the Raven pero han querido darle un mejor cierre para el Doctor -y me resulta efectivo- pero media season finale es sobre esto y no.

Siento parecer tan hater, no confundirse, la temporada me ha gustado. No es la mejor ni de lejos, de hecho creo que es de las peores de la etapa de Moffat pero no la odio. Esta vez no voy a ser exigente, que el año pasado lo fui y mirad como hemos acabado, y  le pido a la próxima temporada -la décima ya- que la calidad sea más constante y no cometa tantos altibajos. Y ahora que seguro que no va a volver Clara, veo al Doctor de Capaldi con un companion masculino, pero no creo que pase. Queridos whovians, ahora a esperar hasta navidad, y no precisamente para las comidas familiares sino para ver a River Song de nuevo en la serie. Hay ganas, ¿no?

Comentarios