Patrullar por Gotham no es tarea fácil

Llevamos más de un lustro donde las adaptaciones de cómics en la gran pantalla están a la orden del día, de hecho no se habla de otra cosa si se estrena un blockbuster superheroico, por no hablar de la rumorología y noticias diarias sobre estos, pero eso ya es otro asunto del que se tratará en el futuro. Esa gran expansión de los universos que antes eran exclusivos para los lectores de cómics ahora son populares para las grandes masas gracias a sus adaptaciones en el cine. Este fenómeno, para bien o para mal ha llegado también a la televisión.

Por su lado, Marvel ha creado productos secundarios que conectan con su universo cinematográfico como Agents of S.H.I.E.L.D. y Agent Carter,  y actualmente con su plan de Netflix parece dar más protagonismo y profundidad a la caja tonta con la que ya hemos podido catar la maravillosa primera temporada de Daredevil y aún están por llegar cuatro nuevas series de aquí a 2016. Pero quien nos interesa en este caso es DC. Esta puso en manos de la CW su personaje Flecha Verde, de la que salió la serie Arrow, una serie que va dirigida a un público más adolescente y que acertó de pleno pues cuenta con un gran y loco fandom a sus espaldas. Con este éxito llegamos a 2014 donde se anuncia The Flash, con el mismo tono y en la misma cadena que la citada pero basada en el veloz superhéroe de la compañía comiquera. Lo interesante de todo esto es que ese mismo año junto a ella también se estrena Gothamen FOX, una serie que se aleja de ese tono más teen y superheroico prometiendo un procedimental situado en los primeros años de Jim Gordon como policía de la famosa ciudad, años antes de que Bruce Wayne se pusiera el traje de Batman.

Todos los seguidores del universo del caballero oscuro estábamos expectantes a lo que nos podía ofrecer esta serie, más cercana a la colección ya extinta Gotham Central (sin supervillanos ni presencia de Batman esta vez) que a la propia colección del famoso justiciero. Sin más, llegamos a la hora de la verdad. Recuerdo encontrarme con un piloto que ponía las cartas sobre la mesa, mostraba a sus personajes y presenciábamos esa ciudad decadente que es Gotham. Si iba a ser una serie policíaca de casos episódicos no podían empezar con otro que no fuera el propio asesinato de los padres de Bruce Wayne. Bien esa. Para mi sorpresa, no estábamos ante una serie puramente procedimental, pues habrían casos que se alargaban a un par de capítulos o más. La expectación había sido cumplida con sus más y sus menos con el primer acercamiento pero tras los siguientes capítulos pudimos verle las enormes costuras a la serie y dio el bajón. Pero poco a poco fue consiguiendo levantarse dotando a sus personajes de más profundidad con tramas personales y entrecruzadas entre sí y es ahí cuando empieza a funcionar conmigo.

gotham-tv-review-fox

El amalgama de personajes que presenta Gotham es bastante variopinto y la elección de casting, aunque arriesgada, me parece bastante satisfactoria (con excepciones, claro). Jim Gordon (Ben McKenzie) es el pilar central de toda la serie, y aunque comparte moralidad con su personaje de los cómics e incluso a los de otras adaptaciones del personaje, quizá por su aún temprana adultez aquí vemos a un Gordon mucho más agresivo y pasional. Su “mentor” y compañero es Harvey Bullock (Donal Logue) que en muchas ocasiones se utiliza como alivio cómico y no es del todo trigo limpio pero que demuestra una y otra vez que tiene su corazoncito. Un personaje hostiable como pocos es el de Barbara (Erin Richards) tanto por la interpretación como por su inexplicable evolución a lo largo de la temporada. Ese Bruce Wayne pre-adolescente (David Mazouz) está bien llevado y no me molesta, se me hace creíble para en lo que luego se convertirá. A su lado, como siempre, se encuentra Alfred (Sean Pertwee) -y sí, Whovians, es el hijo de Jon Pertwee, el tercer Doctor- el fiel mayordomo de Wayne quizás sea uno de los personajes que más haya cambiado respecto al concepto que se tiene de él pues estamos ante un Alfred mucho más guerrero que cualquiera versión conocida del personaje.

Dentro del mundo de los villanos más célebres de este universo ya empiezan a tener su génesis en estos primeros episodios de la serie. Tanto es así que la que posteriormente será Catwoman, es decir, Selina Kyle (Camren Bicondova) cuenta con una edad aproximada a la de Bruce, una niña en definitiva, aunque ya con esos aires que definen al personaje, iniciando una extraña relación con el niño más rico de Gotham. Pero si tuviera que hablar bien de dos (futuros) famosos villanos esos son por una parte Enigma (Cory Michael Smith), en una versión bastante lógica -y temprana- del personaje del que se espera que en la segunda temporada se haya desatado por completo. Y en contraposición se encuentra  Oswald Cobblepot, más conocido como Pingüino (Robin Lord Taylor), un villano que en los cómics no me fascina del todo pero que aquí se convierte en mi personaje favorito y es que se come la pantalla cada vez que sale. Un don nadie que se recrea así mismo con el difícil objetivo de “reinar” en Gotham. También creo que es el personaje que mejor evoluciona de los “malos”  y con el que más empatiza el público. Hay muchos más personajes de los que me gustaría hablar como el de Fish Mooney (Jada Pinkett Smith) creado exclusivamente para esta serie pero no puedo con ella. Otros destacables son los dos grandes capos que gobiernan la ciudad en las sombras como son Carmine Falcone (John Doman) y Sal Maroni (David Zayas).

gotham-ep109__scn35_14557_hires1

Bruno Heller (creador de series como Roma o El Mentalista) es el creador de esta Gotham, y aunque no he visto ninguna de las dos más allá del zapping oportuno, me atrevería a decir que poco o nada tiene que ver con la serie que aquí nos acontece. Los casos no llegan a ser malos del todo, aunque hay algunos bastante reguleros con los que estar al borde de dejar la serie, eso es cierto. Los casos que más se disfrutan son los que se alargan a través de varios capítulos teniendo la oportunidad de desarrollar más al villano de turno en sí, que por lo general suelen ser bastante poco carismáticos por cierto. Pero lo mejor de la serie en mi opinión son aquellos en los que las tramas de varios personajes se entrecruzan y forman un todo que queda realmente homogéneo. Sin embargo los guiones necesitan pulirse mucho más, las situaciones que plantea me entretienen pero muchos diálogos son excesivamente obvios y fáciles, lo que muchas veces no me hace entrar en una escena determinada. Por otro lado pocos personajes acaban sufriendo una transformación trabajada a través de la temporada, pero igual no era la intención, seré yo que me he acostumbrado a los niveles tan sublimes de Juego de Tronos en este sentido.

Visualmente tiene cosas que me agradan pero el resultado general es una imagen cutre nada atractiva, no sé si es problema de producción o qué pero todo en el ambiente de Gotham tiene ese aire cutrillo, quiero decir, la ciudad está bien representada, me refiero a la imagen simplemente. Hace cinco años hubiera pasado de esto pero estamos en 2015 y ya hay series que cuentan con una calidad de imagen que ya quisieran algunos largometrajes. El gran punto positivo que Gotham tiene a su favor, al menos para el espectador que como yo entró en la serie es que está lleno de referencias al universo Batman (algunas más obvias y otras más escondidas, claro) sin embargo, eso puede que le juegue una mala pasada pues lo peor que puedo decir de ella es que si no sucediera en dicha ciudad y no fuera una precuela del universo tan rico y profundo con el que cuenta (y del que solo hemos visto la punta del iceberg en esta temporada) así como a su plantel de grandes villanos, no la vería ni para atrás.

El final de esta primera temporada ha cumplido, las fichas se han movido por el tablero como cabría esperar, con alguna que otra sorpresa y hemos visto el origen de algún que otro villano clásico así como a Bruce Wayne dando un gran paso adelante respecto a su investigación pero con una aún lejana (espero) meta de ser el justiciero que todos sabremos que será. Lo que le deparará en la próxima temporada a nuestro Jim Gordon no lo sé, pero con el par de villanos confirmados y a pesar de todo, ya cuentan conmigo. Malditos…

0 thoughts on “Patrullar por Gotham no es tarea fácil

Comentarios