The Last Man on Earth y su segunda temporada

Este artículo no contiene spoilers de la serie.

Hace ya casi un mes que la segunda temporada de The Last Man on Earth concluyó, dejándonos a la espera de la ya anunciada tercera temporada. Y ha sido una season bastante decente, dándonos una ración semanal de una comedia que, aunque no muy intelectual, es bastante única en la parrila televisiva. Y es que Will Forte ha sabido definir muy bien un estilo muy particular, que es el principal atractivo de la serie, y, a la vez, su principal lastre.

Leer los comentarios de la gente que sigue esta serie es una auténtica aventura, porque por lo general todos son bastante negativos. Y esto viene precisamente por el planteamiento de la serie. La primera temporada nos proponía la idea de “¿Y si hubiese un apocalipsis y los pocos que sobreviviesen fuesen personas horribles?”. En esta segunda temporada diría que la idea va más sobre el concepto de “vivir en comunidad y la interacción”, pero desde un punto banal. Lo que intenta es convertir en cotidiano algo tan mediatizado como es el apocalipsis.

the-last-man-on-earth-season-1-episode-8-image

Entonces claro, si todo el mundo ve The Walking Dead y luego ve esto, una clara parodia (no tanto a los zombies sino al concepto de apocalipsis), pues hay un claro contraste. Las quejas de los fans suelen venir sobre por qué TLMOE nos lleva planteando desde su mismo inicio situaciones súper emocionantes y dramáticas para luego romper con ellas con situaciones banales y en su mayoría estúpidas. Y es que precisamente de eso va la serie: juega con nuestras expectativas como espectadores para después romperlas totalmente. Es una sitcom al más puro estilo tradicional en el que la constante situación es que el fin del mundo también puede ser gracioso. Quien ha llegado hasta aquí y ha entendido esto y no le gusta la serie, es el momento de dejarla.

Por lo demás, la segunda temporada es verdad que supone un avance. La serie abandona los conflictos movidos únicamente por los deseos más carnales de nuestros personajes (que era gracioso, pero otra temporada así no iba a funcionar) para mostrarnos a un Phil más humano, a una Carol igual de maravillosa, el cameo prometido de Jason Sudeikis y más comedia de situación con situaciones bastante novedosas en una época en la que (como siempre digo) la comedia está de capa caída.

Comentarios